dimarts, 29 de novembre de 2011

Haicús poéticovisuales





I

A ese cristal
yo le pasaría
un trapo.

II

Entre las colillas
o bajo el cartón
no sería raro encontrar un condón o algo.


dijous, 10 de novembre de 2011

La Gran Falacia



Sólo el anís y las pastas me consuelan. En estos tiempos aciagos, el desasosiego y la apatía apenas me dan fuerzas para hacer sodocus o leer prospectos de medicamentos, que como muchos de ustedes sabrán, son dos de mis pasiones más queridas. El mundo se acaba y la noticia que ha hecho rebosar el vaso, ha sido devastadora para mi ser y mi persona. Señoras y señores: Obama dice que los ovnis no existen y no han existido nunca. ¡Mentira! ¡Qué calumnia! ¡Qué despropósito! Nunca tan pocos han hecho tanto daño a tantos otros como muy bien dijo Churchil ¿Y qué va a ser de los miles de ufólogos y ufólogas que nos ganamos el pan honradamente escrutando noche y día el firmamento en busca de indicios, de señales y de luces? ¿Y que voy a hacer con el stock de 10.000 conos antiabducción que tengo sin vender? ¿eh? Es como si a un teólogo que ha empeñado su vida estudiando la Palabra, le digan de golpe y porrazo que lo de los pastorcillos, el belén, la vaca y la estrella es un chiste. Anda ya. Y que eso me lo digan a mí, que me dieron el premio más importante, que es como el Nóbel de Ufología.



Yo, que he demostrado lo indemostrable, que he surtido a la humanidad de las más bellas e irrefutables imágenes de naves intergalácticas ¡Incluso una vez el Hermano Joaquín me entrevistó! Para quien no la leyó en su día la vuelvo a publicar por si puede ser del interés de alguien o de algo.



La pongo tal cual sin tocar ni una coma:


––––––––––––––––––––––––––La opotunidad ansiada por fin llegó. Només Ploraría, pseudónimo tras el que se esconde un reputado artista dibujante de pescaditos, fue abducido en 1984, año orweliano y simbólico por excelencia. Su testimonio no alberga ninguna duda y es de fiabilidad absoluta. Prometió las transcripciones de los interrogatorios de la GAUS bajo hipnosis pero las olvidó y las traerá otro día.

H. J.: Nómes, ¿Que sintió?
NMP: un zumbido
H. J.: ¿Y que vió?
NMP: No me acuerdo, está en las transcripciones.
H. J.: ¿Y le hablaron?
NMP: Supongo que sí
H. J.: ¿No recuerda nada?
NMP: Sólo una cosa, me preguntaron si conocía a P. Coelho y les dije que no pero que me habían regalado un libro suyo muy famoso y que no había pasado de la página tres y entonces oí risas y murmullos.
H. J.: ¿Pero no aprovechó para preguntar usted nada? no sé... sobre la vida en otros mundos, su tecnología, sus intenciones para con nosotros...
NMP: No
H. J.: ¿Nada?
NMP: no
ah sí, me dijeron que lo de la Cienciología es verdad pero lo de la luz blanca al final, no.
H. J.: ¿Nada mas?
NMP: No
H. J.: ¿y luego que pasó?
NMP: No sé
H. J.: ¿Piensa escribir un libro con su experiencia?
NMP: no sé, un cómic quizás o mejor un poemario.


© Hermano Joaquin 2008


dimecres, 2 de novembre de 2011

El bandido intestinal


El día de difuntos ha estado marcado por los malos presagios. Lara Landrú, la perra obesa mórbida de mi madre, ha desparramado el agua de su cuenco formando una calavera en el suelo de la cocina. No es broma. Vean la foto. Pero lo peor llegó después. Para distraer mi mente obsesiva de la redacción del bestseller sobre la tetilla y el pirsing, escribo relatos de ficción de distinta temática y estilo. El mismo día que terminé un precioso cuento sobre un criminal defecador en serie, va y sale la noticia en el periódico de la detención de un individuo que se dedicaba exactamente a idénticos quehaceres. Que la realidad supere a la ficción está muy bien pero que la realidad desbarate mi ficción es una calamidad.

dijous, 27 d’octubre de 2011

La tetilla y el tanga



Les ruego disculpen mi desatención. He estado los últimos meses ocupado escribiendo lo que será, estoy seguro, un bestseller: una novela de 800 páginas llena de pasión, sexo, aventuras y sexo. Ya tengo lista la primera frase:


“Salvio Sansón se paso el verano ahorrando para hacerse un pirsin en la tetilla”.


También tengo terminada la última pero me falta todo lo de en medio.

Salvio Sansón es un persona real y me ha dado permiso para usar su nombre que, curiosamente, es el mismo que el de un pintor fallecido recientemente y conocido de mi familia.


En 1983 Salvio Sansón trabajaba de portero en una discoteca de Lloret y me dejaba poner un tenderete para firmar ejemplares de mi libro “Océanos de Baba” que también fue un gran éxito aunque todos los vendí puerta a puerta –y no sólo de discotecas- amén de mi madre que me compró diez de una tacada.


Después de años sin saber de él, me lo encontré a finales de agosto en una playa desnudista de una conocida villa al sur de Barcelona. Mi tieta tiene un apartamento con vistas en ese pueblo y a veces me lo presta. Ella dice que vaya a la playa de la derecha que está llena de familias con niños y radios y plásticos y huele toda a crema solar; pero yo prefiero ir a la de la izquierda que es desnudista pero la gente es discreta, silenciosa y educada. En esa playa sólo hay señores de sexo masculino y mi novia, y esos señores manifiestan su cariño y amor sin tapujos, felices entre las olas. Ya sé que no se dice desnudista pero es que nudista me suena a nudo igual que culinario me suena a culo. A mi novia le gusta ir a esa playa por lo de las vistas, dice. Pero a lo que iba, que me pierdo. Salvio Sansón estaba allí, en el chiringuito, como un adonis con tanga zebrado. Iba con el tanga puesto porque en el chiringuito no dejan enseñar las vistas. Le reconocí al instante. Con esa voz de querubín que parece que no quepa en un corpachón tan grande, me contó que había ahorrado todo el verano para lo del pisrsin en la tetilla. Nos tomamos unos cuantos kir royales, que es lo único que bebo amén del anís, y cuando llegué al apartamento de mi tieta, la idea del pirsin y la tetilla empezó a dar vueltas en mi cabeza hasta tomar forma y convertirse en lo que se convertirá. También hablamos de Abdul, mi nuevo peluquero paquistaní que, casualidades de la vida, comparto con Salvio Sansón. Abdul es punjabí y en su barbería cobra cinco euros por cortar el pelo. A los niños y a mí nos cobra sólo cuatro porque lo que se dice mucho trabajo, no le doy.

Amén.



Yo, en la playa, dibujo.


divendres, 29 de juliol de 2011

Obituario

Guarro Writh. Acuarela hecha cuando era muy mayor y hacía muchos años que había dejado de pintar. Cortesía del Patronato del Asilo de Mataró.


Guarro Writh inventó el Cubismo aunque ya nadie se acuerde de él. En realidad se llamaba Salvio Sansón Guarro Canché pero de manera incomprensible decidió cambiarse sólo el segundo apellido.
Hijo del capataz, un reusense desalmado que tuvo 32 hijos de no se sabe cuantas mujeres, y de una mulata lista; pasó su infancia en la plantación de caña que su padre regentaba con mano fierra.
La miseria despierta vocaciones, dicen, y con un palito untado en bosta de vaca el niño Salvio Sansón comenzó su carrera pintando querubines en las paredes de la choza en la que malvivían. No hay documentos gráficos de aquellos primeros dibujos de caca esparcida pero la leyenda cuenta que causaban la admiración de los indianos que visitaban la hacienda. “Será mierda” –decían–, “pero los ángeles parece que vuelen”.
Uno de esos hacendados se encaprichó de él y a cambio de no pocos favores, le dio dineros, consejos y un pasaje para un velero con destino a Amberes. Allí conoció, en un burdel donde unas putas buenas lo mantenían por lástima, a Othon Friesz –el célebre pintor fauvista- que estaba de paso viajando con George Braque. Braque admirado de aquel talento innato se lo llevó a París donde le dio cobijo, comida y le enseñó a hablar francés. Y en París pintó sin parar. Apenas comía, salía de la buhardilla de Braque a la fuerza y sólo para ponerse hasta arriba de absenta. De qué si no. Quizás fuera la bebida anisada, sola o combinada con otros venenos, la que produjo los delirios pictóricos del otrora niño Salvio Sansón (desde entonces ya Guarro Writh). Lo que en su día fueron inocencias celestiales pintadas con caquita, ahora eran inquietantes desfiguraciones cuyos ángulos inconcebibles desquiciaban a sus contemporáneos.
Picasso lo visitó a menudo y aunque es indemostrable, se sabe que fue tan honda la impresión que le causó, tan traumático el impacto, que ya no pudo dejar de copiarle. Todos le copiaban. Todos callaban.
Su obra se ha perdido. Supongo que de manera sospechosamente interesada. También los bocetos que inspiraron –qué eufemismo- las Demoiselles d'Avignon desaparecieron sin dejar rastro. Las malas lenguas dicen que trabajó de negro para otros que consiguieron fama y dinero o que, al no firmar nunca sus obras, los tres famosos cubistas se apropiaron de sus cuadros.
Sus malos amigos lo tuvieron encerrado manteniéndole con una estricta dieta de venenos hasta que Jusep Torres Campalans (genio inmerecidamente olvidado) lo rescató y se lo llevó a Barcelona. En la capital catalana dejó la bebida y aprendió el oficio de cortador de jamón que desempeñó a lo largo de su vida. Nunca volvió a pintar. Sólo de muy mayor ensució algún papel con acuarela (les muestro la única que existe).
En el 36 le sorprendió la guerra civil, se enroló, estuvo luchando en el frente, lo apresaron en los Monegros, lo condenaron a muerte, lo indultaron y estuvo trabajando –otro eufemismo- en régimen de esclavitud construyendo el túnel de Viella durante siete años. Allí conoció a mi abuelo materno. Fruto de esa amistad que duró para siempre, han llegado a mis manos algunos papeles, cartas, apenas un dibujo y la oportunidad de conocerle muchos años después. Recuerdo la mañana de cristal en que le visité en el asilo de Mataró. Tenía 102 años y la mente lúcida aunque me confundió con mi abuelo y se empeñó en reclamarme 30 pesetas por no sé qué asunto incomprensible.
Conoció a muchas mujeres pero no tuvo hijos. Un accidente con la trinchadora de caña de azúcar de la plantación que lo vio crecer se lo impidió, aunque no menguó las capacidades amatorias de aquel mulato descomunal, gran artista y mejor persona.

Descanse en paz.






dimecres, 20 de juliol de 2011

Soy un detritus de la sociedad

En 1996 compré el punpunsil en la teletienda...
que era una mierda.
Dos años más tarde, el supereslaiser...
un cagarro con ruedas.
Y hace 5 minutos, el Pro V Juicer eslaiser.

Me voy a tomar el anís y las pastillas.

dimecres, 6 de juliol de 2011

Hijo del mal


Al salir a la calle he visto un banco roto, un urbano multando, una palmera muerta, una caca de perro, los contenedores de basura rebosantes, un condón, el macdonalds, a Andrés que es cojo, a la vecina del escote, otra caca de perro pero pisada, al chino del bar y una caña. Bueno, dos cañas y unas bravas y unas olivitas.
Cambiar de barrio es como estar de viaje.


dimarts, 5 de juliol de 2011

El perriflauta vero


Estoy intentando enseñarle a tocar la flauta pero se me resiste. Igual le tira más la bandurria. Probaré. ¿Alguien me presta una? Aunque esté chupada no importa (la bandurria, no la flauta).

dimarts, 21 de juny de 2011

dimarts, 7 de juny de 2011

Vacas marinas




He estado por ahí fotografiando piedras y vacas marinas.
Reconozco que de vacas sé poco pero de vacas marinas menos. Señoras, señores.

dijous, 12 de maig de 2011

El ojo de la aguja

El sol cae a plomo sobre la espalda de Abdul pero aquí nadie suda. No se oye nada, no huele a nada. Me distraigo amontonando guijarros a la sombra de una acacia.
Al cabo de un rato aparece una caravana de 4x4 de esas que van a toda leche. Se dirigen a las dunas. Pasan de una a otra como si fueran montañas rusas rompiendo las aristas. Parece que los hayan soltado del manicomio o de la cárcel o del santiagobernabeu.


Si me sintiera libre de culpa les tiraría la primera piedra o les obligaría a pasar por el ojo de una aguja.

Al atardecer fotografío dromedarios.




dilluns, 9 de maig de 2011

La lenteja y la arena


La protuberancia que Karim tiene en la nariz es más grande que una lenteja pero más pequeña que un guisante. A punto de estallar y coronada por un topo negro, todas las miradas se desvían hacia esa zona escorada de su proa. Cuando me habla no le atiendo. Karim se sienta en el portaequipajes de la motocicleta quizás para estirar las piernas o porque imagina que monta en una choper. Va de una parte a otra sin sentido pues en una parte y otra no hay nada más que arena y cielo y a veces, una nube.

divendres, 6 de maig de 2011

diumenge, 24 d’abril de 2011

La medina


La medina huele a cúrcuma y a cardamomo.
Sabe a griterío y a cierta alegría pero no mucha: la de los niños corriendo y riéndose del extranjero disfrazado de beduino.
Algunas mañanas suena a carne de cordero y a sandías abiertas en canal.
La luz del mediodía, despiadada, mancha la piel del paseante con motas de azulete y tiñe la ropa con el ocre de las paredes soleadas.
Su baile es el de las sábanas tendidas y su música la de los plateros y los cacharros apilados en el suelo.
¡Cal, almagre, jazmín y azafrán!
Y desde aquel portal sombrío intuyo una mirada oscura:
tu mirada furtiva y perfumada.

Viajando la amistad puede eser fugaz y dejar huella. Vuelvo a subir esta vieja entrada para todos ellos.

diumenge, 10 d’abril de 2011

Seating on the váter

The Hole (74x30 cm) 2011


Estoy embarcado en un nuevo y apasionante proyecto artístico-fotográfico. Si alguien sabe de algún comisario que quiera comisariear una exposición itinerante que me lo comunique sin falta.

Les dejo otros ejemplos de mi obra más reciente:


Acros the paper roll III (64x30 cm) 2011


Escobill II (64x30 cm) 2011


Without title (64x30 cm) 2011


Two basculs (64x30 cm) 2011


dimarts, 5 d’abril de 2011

Buenorro no creo

Panorámica de Cala Torreta de algo más de 180º. Clicar para ampliar



Desenfocado, sí.


dilluns, 7 de març de 2011

Están aquí y nos vigilan


Gracias a los teléfonos móviles con cámara, los testimonios irrefutables se están multiplicando por tres o por cuatro.

P. D. (1) Señora Liuva: mire lo que pudo haber sido y no fue.
P. D. (2) El Enano Gimbli cada día me parece más idiota.
P. D. (3) El médico me ha quitado la bollería industrial.


dissabte, 19 de febrer de 2011

Caquitas de pájaro en las sepulturas


Poema luctuoso al estilo de Gioza Ocata (1431-1524)

Resplandecen las inmundicias de estornino
encima de las lápidas.
Qué poca consideración para
el encargado de la limpieza del camposanto.
Cementerio viene de cemento
o puede que sea al revés.
Camposanto viene de camposanto.
Al fondo, una tormenta.

dimecres, 2 de febrer de 2011

La gatavirgen


Haberlas haylas negras, blancas, rocieras… y gatas.

dissabte, 22 de gener de 2011

dijous, 20 de gener de 2011

Paisajes


El otro día estuve comentando que el paisaje en pintura es un invento relativamente reciente (excepto en Japón y China donde ya se representaban desde el S. V). Hasta el renacimiento se utilizaba en segundo plano para acompañar la escena principal: casi siempre temas religiosos, mitológicos o retratos de ilustres. En lugar de la imagen de Sant Llibori (loado sea) que les mostré en la charla, quería enseñar -ay las prisas- este paisaje del renacimiento italiano que seguro conocen todos. He dicho todos. ¿No me creen?

dimarts, 18 de gener de 2011

Lisboa







Cliquen para ampliar si quieren. La calidad de las fotos en blogspot cada día es más birriosa.

Per l'mjc amb tota la meva estima.


dilluns, 17 de gener de 2011

dimarts, 11 de gener de 2011

Ya falta poco


Y todavía no sé qué ponerme.


dilluns, 3 de gener de 2011