dijous, 20 de gener de 2011

Paisajes


El otro día estuve comentando que el paisaje en pintura es un invento relativamente reciente (excepto en Japón y China donde ya se representaban desde el S. V). Hasta el renacimiento se utilizaba en segundo plano para acompañar la escena principal: casi siempre temas religiosos, mitológicos o retratos de ilustres. En lugar de la imagen de Sant Llibori (loado sea) que les mostré en la charla, quería enseñar -ay las prisas- este paisaje del renacimiento italiano que seguro conocen todos. He dicho todos. ¿No me creen?

26 comentaris:

Paco Amor ha dit...

Glorioso.

nomesploraria ha dit...

Sant Llibori, sí.

frikosal ha dit...

Muy buena !
Tiene algo que ver la creencia generalizada de que la verdadera vida estaba después de la muerte con el hecho de no interesarse demasiado por la naturaleza ?

nomesploraria ha dit...

uy, no lo había pensado. Quizás ese desinterés por la naturaleza en la pintura se debía a cómo eran las personas que las encargaban, al cliente, vamos. Y puede que, como usted dice, esas personas estuviesen más interesadas en el más allá que en el más aquí.
A lo mejor alguien nos lo puede explicar mejor.

Nootka ha dit...

ah! yo sí se que es! ;)

nomesploraria ha dit...

Es que es usted una MonaLista jo jo

Anònim ha dit...

Se renegaba de lo abundante. Ello explica el desinterés por la naturaleza en la pintura, y en todas las uras.
Hoy se reniega porque se desconoce.

nomesploraria ha dit...

Disiento, en las frituras eso no pasa

Lazy Blog ha dit...

Ja! Muy bueno Albert.

treeHugger ha dit...

No se si conoce usted las teorias de Juan Luis Espejo sobre La Gioconda y montserrat. aqui en un articulo de La Vanguardia

MK ha dit...

Vaya por diós! como me gusta que trate usted este tema!.Pues ha sido una de mis aficiones y debilidades .Y de paso ha descubierto mi truco del almendruco .Recortar esos paisajes de fondo , ampliarlos y luego tratar de imitarlos con mis pobres pinceles y en formato bien .bien grande como hacen los pintores abstractos.
Pero quién fuera Friedrich..o Ruisdael ,o Corot ..o Turner!!.
Yo quería ser pintora antigua , pero ahora, y ya ve usted...

diminuto blog ha dit...

Només ha frit: Disiento, en las frituras eso no pasa
___________

Això és perquè encara no ha visitat fritur

Recordi: turisme és el terrorisme que acabarà amb el paisatgisme.

(Tengo tal don de lenguas que sería capaz de chuparme el polo norte)

nomesploraria ha dit...

"Yo quería ser pintora antigua" es una gran canción.
Cierto fraile me saludó de parte suya :)

¿Se ha dado cuenta que ya no se ve a nadie pintando al aire libre?

nomesploraria ha dit...

Fritur es una feria muy bonita. Yo a veces la confundo con Arco porque en las dos venden churros.

nomesploraria ha dit...

Gracias Futbló, una abraçada.

nomesploraria ha dit...

Sr TreeH
Su comentario se había ido a la basura con el espam.¿Será una conspiración? Por suerte se me ha ocurrido mirar.

No sé qué decirle sobre el artículo de este señor. Los paisajes de fondo del San Jerónimo y la Virgen de las Rocas pueden ser Montserrat o pueden ser cualquier cosa. Tampoco tengo claro que la ciudad que se ve en La Anunciación sea Barcelona. Sí es intrigante lo que dice la musicóloga sobre la partitura que sale en Retrato de un Músico.
Entre otras suelta las siguientes perlas:

"He leído el tratado y es infumable. Está lleno de errores de todo tipo. Sus estudios de anatomía también están llenos de errores. (…) Era un aficionado, como en tantas cosas. Como pintor hizo pocas obras y acabó muchos menos. Sus pinturas al fresco se echaron a perder porque no hizo las mezclas químicas pertinentes. (…) Leonardo es una persona muy sobrevalorada. (…) Nunca profundizó en ninguna de sus habilidades."

Madre mía. El tratado de pintura yo lo he leído y no es infumable. Por supuesto que hay errores tanto en el de pintura como en el de anatomía: ¡están escritos en el S.XV! collons. Algunas de sus pinturas al fresco se echaron a perder porque no paraba de investigar nuevas técnicas que no resultaron. La pintura al fresco no requiere de ningún proceso complicado: basta aplicar cal apagada sobre una base de yeso y pintar con pigmentos diluidos en agua cuando la superficie está todavía húmeda (de ahí "al fresco"). Claro que no fue el mejor de los pintores de su tiempo pero es que a Leonardo hay que intentar comprenderlo como un hombre del Renacimiento con una curiosidad insaciable y no sólo como pintor. Collons otra vez.

liuva ha dit...

Una vez estuve visitando la Monna Lisa en su museo de Berlín. O era París, no sé, me hago mucho lío con las monas. Y casi logré verla allá a lo lejos. Dicen que unos seis millones de personas pasan al año por su sala. El día que me tocó a mí, el tanto por ciento de participación visual monalisera debía de ser muy alto. No había forma de acercarse. Eso sí, me puse las botas con el cuadro que está en la pared de enfrente que es muy grande y nadie lo mira. Si quiere se lo cuento con detalle, hasta tenía paisajes de fondo con ríos y todas esas gaitas.

nomesploraria ha dit...

Es el lugar donde hay más concentración de japoneses y catalanes por m2 del mundo. Señora.

Casualidades de la vida, de ese cuadro hablé yo el sábado. Mide casi 10 metros y es una boda aunque el que preside la fiesta no es el novio ni el padre de la novia.

nomesploraria ha dit...

Uy, no, el que yo digo no tiene ríos, igual no es el mismo. Eso sí, también está en la misma sala y no lo mira nadie

liuva ha dit...

Me estoy acordando de una cosa curiosa sobre museos que ocurrió hace años en el Museo Guggenheim de Bilbao. Fue gloriosa y salió hasta en la prensa.

“Una pareja ha presentado una denuncia contra el Museo Guggenheim Bibao por llamar la atención a la mujer cuando daba de mamar a su hijo”.

Resulta que una pareja con su bebé estaba visitando el museo y al bebé le entró hambre, su madre sacó el pecho con total naturalidad y le dio de mamar. Una azafata del museo se acercó a ellos y les dijo, mientras miraba al niño, que estaba prohibido comer en el interior de las salas. El padre de la criatura se indignó por tal hecho y le dijo a la chica que el niño no estaba tirando migas al suelo y que le enseñara la norma que impedía dar pecho a un bebé en el interior del museo.

El padre se puso borde y se fue a poner una denuncia en toda regla contra el Museo. “No quiero pasta ni montar un escándalo, sólo quiero que el señor director del museo se disculpe públicamente ante mi hijo, al que han humillado. Yo pasé un mal rato, mi mujer también, y mi hijo lloró, y no llora nunca”, dijo.

Qué cosas más raras pasan en los museos ¿verdad?: Un museo borde, una azafata borde, un padre borde, una madre borde, un bebé borde (se podía haber aguantado un poco el hambre ¿no?)

La señora del señor Giocondo también era una borde, y Leopardo da Vinci otro borde. Y los japoneses otros bordes, y todo el mundo que va a los museos a molestar también son bordes. Y alguna señora de Reus también es borde.

nomesploraria ha dit...

Una vez en un museo vi un perro enorme rebozado de flores. ¿O era un gato?

flower ha dit...

De ahí la importancia de las partes frente al todo.

Besos artista,

Lolita ha dit...

Qüela cosa sei una staffa, mi dispiacce tantisimo.

Ambasciata Italolagarterana ha dit...

Servizi di traduzione:

Qüela cosa sei una staffa, mi dispiacce tantisimo.

Esa cosa que despedaza me disgusta troppo, todo esto es una estafa.

Anònim ha dit...

Fuimos a ver el Guggenheim toda la familia y fue cruzar la puerta y mi hija mediana que tendría 6 añitos ponerse a vomitar.

Belnu ha dit...

queda molt bonic emmarcat així