diumenge, 24 d’abril de 2011

La medina


La medina huele a cúrcuma y a cardamomo.
Sabe a griterío y a cierta alegría pero no mucha: la de los niños corriendo y riéndose del extranjero disfrazado de beduino.
Algunas mañanas suena a carne de cordero y a sandías abiertas en canal.
La luz del mediodía, despiadada, mancha la piel del paseante con motas de azulete y tiñe la ropa con el ocre de las paredes soleadas.
Su baile es el de las sábanas tendidas y su música la de los plateros y los cacharros apilados en el suelo.
¡Cal, almagre, jazmín y azafrán!
Y desde aquel portal sombrío intuyo una mirada oscura:
tu mirada furtiva y perfumada.

Viajando la amistad puede eser fugaz y dejar huella. Vuelvo a subir esta vieja entrada para todos ellos.

14 comentaris:

la desanchá ha dit...

No sé si se lo ha pasado usted muy bien o si ha venido melancólico.

Anònim ha dit...

"Viajando la amistad puede ser fugaz y dejar huella"
Una huella a cuyo recuerdo te remites antes que a aquellos que se quedaron, esperando. Bien.

Paco Amor ha dit...

Miré al cielo, pero no te vi.
Sí pude ver, a cambio, unas aves preciosas que acaban de llegar, para quedarse.

MK ha dit...

Poeta!..Ves per on..

liuva ha dit...

El cardamomo se emplea para tratar la indigestión flatulenta, favorece la expulsión de gases, ayuda a combatir la halitosis y la diarrea. Si la medina huele a cardamomo mal asunto. No es de extrañar que las amistades basadas en el cardamomo sean fugaces y dejen huella. Más que huella lo que dejan es un charco. “Mea mientras caminas y no harás charco”, dijo un día un señor que se tocaba la bandurria. Señor.

Anònim ha dit...

Quien anda, piensa; quien piensa, se acuerda; quien se acuerda, cuida, pero quien olvida, desprecia.
A las ciudades se las conoce como a las personas, en el andar.
Los fantasmas no dejan huella.

diminuto blog ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Angeles ha dit...

Hace ya algunos años estuve en la Medina de Fez; sin contar la zona de las curtidurías, (Que con perdón, apestaba) todo lo demás olía a menta, a te de menta (Incluso la nariz de los turistas que visitaban las curtidurías olía a menta).

Mis vecinos son árabes y su casa huele igual, (El trasiego de haces de menta cuando es la época, es incesante...jajaja...) claro, que cuando es la fiesta del cordero, también huele de fabula, hacen los pinchos en la galería, y el patio de luces, parece un restaurante árabe.

Como tengo muy buena relación con ellos, siempre cae algo...jajaja...los dulces son de lo mejor (Me rio yo de su bolleria industrial)

Belnu ha dit...

Quin dibuix més bonicoi, Gran Nmp

el objeto a ha dit...

he tenido un viaje cinestésico leyéndote, querido Albert, y también mnémico... desde mi experiencia china uygur el olor del cordero abierto en canal, su sangre y su carne abierta al calor, me transportan a momentos de libertad y de viaje, de cierta alegría, igual que los colores, muy parecido a lo que describes,
una abraçada enorme
va.

Caruano ha dit...

Tiempo atrás hice amistades de aquellas que se fundamentan en el cardamomo; A día de hoy, mi amistad con alguno de aquellos individuos, se basa en el zarangollo, y espero que sea duradera.
Buenas noches.

Maca l'aquarel.la.

Anònim ha dit...

A- Se ha ido de focas
B- Está en la cárcel
C- Se ha escapado en la nave nodriza
D- Se ha retirado a un monasterio
E- Está haciendo un curso de sumelié
F- Está sepultado bajo una tonelada de bollería industrial

Anònim ha dit...

El acertante pasará un fin de semana en Benidorm con las tietas.

(El premio no es canjeable)

nomesploraria ha dit...

"Mea mientras caminas, pero mea a sotavento" decía el de la pandereta