diumenge, 9 de maig de 2010

Ni lichis ni rambutanes


Ayer fui por primera vez un restaurante japonés porque quería impresionar a una señora de Bilbao y dármelas de cosmopolitismo. Bueno, en realidad se trataba de un chino falso-japonés pero da igual. El camarero era peruano y la carta estaba toda escrita en chino (creo) pero por suerte habían fotos en color. Ella pidió las cosas en japonés y yo pedí al tuntún. Me trajeron unos cilindros negros envueltos en una especie de piel de sapo y rellenos de pepino y cangrejo (el cangrejo también era falso) acompañados de lechuga y jamón de york (que no era jamón sino una cosa que sabe a colonia). Unté el rollito con una pasta verde y lo sumergí en un platillo con salsa de soja. La pasta verde resultó ser un ungüento demoníaco que por poco me hace saltar los ojillos de sus órbitas dejándolos inyectados en sangre como a un ser abyecto y vil en extremo. Me bebí toda la jarrita de saque para apagar el incendio y comí raudo la lechuga para refrescarme. Pero la lechuga era de adorno y cuando me saqué de la boca la hoja de plástico ella se marchó.
Estoy desorientado, perdido y sin saber qué hacer.

Muchas gracias.

P.D. El restaurante de llama “El Panteón Feliz” y está saliendo mucho en los periódicos por asuntos en verdad funestos y desagradables.

47 comentaris:

la desanchá ha dit...

Si no son lichis ni rambutanes, entonces sólo pueden ser las turmas del maître.
O del camarero peruano.

nomesploraria ha dit...

No va desencaminada

nomesploraria ha dit...

¿Le gusta la comida falso-japonesa? Si quiere un día la llevo al Panteón Feliz. Yo pago los cafés.

boladevidre ha dit...

No sabe Ud. la suerte que ha tenido.
El supuesto chino falso-japonés, és un reconocido suplantador internacional, peligrosísimo, que acaba comiendo a sus víctimas desleídas en salsa verde.
El hecho de ser Ud. leído, le habrá dotado de una protección extra seguramente, en cualquier caso el hecho que huyera la persona en cuestión debe ser tratado con cautela (y con unas purgas por si acaso).
Póngase en contacto lo más rapidamente posible.
La salsa verde está presta a invadir nuestra floral sociedad y siempre, siempre, está al acecho. Evite las cuentas corrientes de aire. Ha tenido Ud. suerte...... de momento

la desanchá ha dit...

Qué barata le voy a salir, yo no tomo café.

nomesploraria ha dit...

Lo de la necrococina yo creía que era en los restaurantes chinos-chinos de la misma cadena y no en los chinos falso-japoneses.

Si no toma café pues al licor de lagarto.

nomesploraria ha dit...

Habría que emascular al inventor del falso cangrejo llamado también surimi o sunami o algo parecido.

Nootka ha dit...

Cómo si no tuvieramos ya bastantes chinos en el blog de la pobre señorita Acaricias... va usted y se va a comer con esa banda de desalmados. (Seguro que era kk lo que te han dado)
¿No habrá nadie en el mundo que pueda detener esto?
http://www.youtube.com/watch?v=EqwxvN1Vj9k

frikosal ha dit...

Y para beber, un quinto.

nomesploraria ha dit...

El botellín de cerveza llamado también quinto, es la plaga de nuestro siglo. Una bebida digna de mentes aberrantes.

Qué gran idea robar las bolsas de las cacas. Las grandes ideas siempre se le ocurren a otro. Una vida perra la mía.

obdulia ha dit...

En vista de su comportamiento y para paliar su soledad entendí pertinente invitar ayer a mi adorada suegra a uno de esos wok que van de japos pero son chinos. Su hijo me miraba atónito, con ojos de "porqué, porqué le has hecho éso a mamá".Solo pude responder: misión cumplida.

Beso con sal de frutas.

PD: Alerta: en breve los "thai" también serán chinos. Si es que lo copian todo!.

obdulia ha dit...

Porqué quiere engañarnos? son dos rambutanes... solo espero que se le ocurriera pelarlos debiamente antes de su ingesta, poddió!!!
A la de Bilbo, mejor me la invita a un marmitako, que también suena a japonés pero es de confianza.

nomesploraria ha dit...

Yo creía que marmimatako era una comida japonesa. De hecho estuve a punto de pedirle una ración al camarero peruano.
Tampoco sabía que los rambutanes se tienen que pelar. No acostumbro a comer comida con pelos. Con otras cosas sí, con pelos, no.

Anònim ha dit...

¿Lo que se ve en la parte superior derecha de la foto también es comida?

Flor ha dit...

Bah!


Seguro que fue muy divertida la velada,...


...y la no velada con amigos, siempre es más.






Besos y buenos días.


(Bééee)

El futuro bloguero ha dit...

Por lo rizado de esos vellos, diría que esas turmas son del dueño del Panteón Feliz, o bien son las suyas propias, si las dejó como propina, o si le cobrarón...

..."un c... y la yema del otro..."

Y es que las algas y los makis están a un precio imposible.

Los cafés los tomamos en otro sitio, mejor...

liuva ha dit...

Una señora de Bilbao no deja plantado a un señor de Sabadell aunque éste no domine las artes culinarias del sushi o del ura maki. No es usted el primero que se come el plastiquito verde de adorno.

He de confesar con cierta vergüenza que una de las primeras veces que fui a un japonés y pedí Sushi, al ver esa telilla verde tan de campo, la cogí y la metí en la boca a ver a qué sabía. Una japonesa enseguida vino hacia mí toda acelerada y me dijo: “eso no comer, ser plástico”. Casi me muero de la vergüenza. Qué cruel es a veces el aprendizaje.

En cuanto a untar el wasabi picante como si fuera Nocilla es una penitencia por su glotonería. Por cierto, está muy feo apuntar a un comensal con el pitorro de la tetera. Señor.

frikosal ha dit...

Los Dioses del Olimpo e incluso el Pulpo Ernesto, beben quintos. Esto, además de que es evidente por si mismo, puede demostrarse fácilmente mediante el argumento ontológico.

nomesploraria ha dit...

Señora anónima, lo de la parte superior derecha de la foto es un dedo crudo de ser humano.

Señora Flor, bèè

nomesploraria ha dit...

Señor FBlo ¿maki es vasco como el marmitako?


Señora Liuva, agradezco su comprensión. En cierta ocasión, el camarero de un restaurante chino me riñó por comerme la escultura de zanahoria en forma de langostino: "eso adorno, eso no comer". Supongo que lo quería aprovechar para otro cliente.
¿A los comedores de plástico nos llaman plastófagos?


Ni argumento ontológico ni gaitas, quien prefiere beberse un quinto en lugar de una cerveza a presión bien tirada, es un iletrado de la cerveza, un insensible, un bebesinsed y además, tiene el paladar de uralita.

nomesploraria ha dit...

El quinto es la plaga de nuestro siglo y los bebedores de quintos, también.

liuva ha dit...

Señor Frikosal, usted sabe mucho de quintos, no lo pongo en duda, pero usted no es capaz de explicar científicamente, ni aún mediante argumentos ontológicos, por qué si coges un espagueti crudo por los extremos y lo doblas hasta que se parte, nunca lo hará en sólo dos trozos. Es imposible. Cada vez que se intenta, el espagueti flexionado tiene el molesto capricho de saltar por los aires en tres o más trozos.

nomesploraria ha dit...

Nunca he roto un espagueti crudo. Romper los espaguetis es una herejía igual que comerlos con cuchara o peor aún, cortarlos en el plato cual fideos.


Voy a probar a ver que pasa y le cuento.

nomesploraria ha dit...

Acabo de hacer la prueba.

Lugar: la cocina de la tieta.
Fecha y hora: hace un minuto.
Pasta: espaguetis Gallo Clásica del núm. 3 (100% sano, 100% natural)

En las tres ocasiones el espagueti se ha partido en 2 trozos y sólo en dos trozos.

Conclusión: deje de comprar los espaguetis en el chino, señora.

liuva ha dit...

Que no, que no, que usted está equivocado, los espaguetis de las tietas están húmedos por falta de uso. Es imposible que un espagueti se parta en sólo dos trozos. Hasta todo un premio Nóbel de física, el señor Richard Feynman (1918-1988), se pasó gran parte de su vida buscando una explicación lógica sin encontrar una respuesta convincente al problema de por qué ocurría lo que ocurría. Y le puedo asegurar que partió cienes y cienes de espaguetis.

Usted usa espaguetis de los que trajo Marco Pollo de China, y así le luce el pelo (¡Uy!, perdón, se me ha escapado).

nomesploraria ha dit...

Caducan en 1982, no sé si valen para la prueba. Reconozco que estaban un poco verdes.
Ese Feynman me suena a bebedor de quintos falsario y desalmado.
¿En Bilbao se dice quinto o botellín?
¿Mixto o bikini?
¿Natural o del tiempo?

liuva ha dit...

Apelo (otra vez perdón) al señor Futuro Bloguero como experto en pastas y lentejas, para que sea juez en esta controversia. Señor Fblo, parta usted cinco espaguetis en su cocina y díganos qué ocurre. Gracias.

nomesploraria ha dit...

el señor fBló jamás partiría un espagueti, aviso.
Señor fBló, ¿prefiere un quinto o una caña?

liuva ha dit...

Un quinto es una medida muy modesta para los de Bilbao, aquí los txicos piden primero unos katxis de un par de litros. Después ya empiezan con lo que viene siendo la bebida de alterne.

El futuro bloguero ha dit...

Yo me tomaría un quinto también, es el momento perfecto, para decidir qué comemos hoy.

En cuanto a la ruptura del espaguetti, me parece un experimento absurdo y sin interés. Yo uso siempre tallarines. Creo que lo probaré y les informaré de su comportamiento.

Bon apetit

petitapetitesa ha dit...

Apreciados Sr. Nomes y Sra. Liuva, les rogaría, que a partir de ahora advirtieran en sus comentarios de la peligrosidad extrema de comprobar científicamente sus afirmaciones, (…se parten en dos…no se parten en dos…) ya que, alma cándida de mi, llena de curiosidad, me he puesto espaguetis a la obra a comprobar cuál de sus afirmaciones era la correcta.
Y aquí estoy, descompuesta, buscando un veterinario de urgencia; no sé en cuantos fragmentos se ha partido mi espagueti, (Que era al huevo) pero si puedo afirmar con rotundidad, que uno de ellos, se ha incrustado en el globo ocular de mi perro, que aúlla ahora mismo como un poseso, el, que es un ser placido y tranquilo, (Presa del nerviosismo y por ver si se tranquilizaba, le di un quinto mientras buscaba presurosa el dichoso teléfono de urgencias…¡Señor!...creo que ha empeorado, los aullidos son más intensos).

Por el momento he decidido no emprender acciones legales contra sus personas por incitación al “Perricidio” pero espero que corrijan de inmediato su proceder.

Saludos

(¿El refresco de importación que aparece en la imagen también era falso?)

...antidoto esencial ha dit...

Como se divierten...
ay.

liuva ha dit...

Perdone, pero a mí no me parece que sea un experimento absurdo y sin interés. Hasta la prestigiosa revista Physical Review Letters dedicó no hace mucho dos artículos a tal experimento. Y la no menos prestigiosa Universidad Pierre et Marie Curie trató, por medio de los acreditados científicos Sébastien Neukirch y Basile Audoly, de resolver el enigma. Explicaban tales científicos que tras la primera rotura de esta pasta (espaguetis, no tallarines, que eso fue lo que trajo Marco Pollo de China, que menudo Pollo) se generan ondas de flexión que amplifican e incrementan aún más la curvatura de uno de los trozos, que vuelve a romperse.

liuva ha dit...

Señora Petitsuisse, siento mucho lo del globo ocular de su perro, pero ello demuestra que el espagueti se partió en varios trozos. No llame al veterinario, para qué, haga una donación al “Panteón Feliz”.

nomesploraria ha dit...

La de cosas que aprendo en internet. ¡Sébastien Neukirch y Basile Audoly!
El señor fBlo es un bebedor de quintos y un comedor de tallarines. Qué disgusto, qué desasosiego. No me dirá que se los come con cuchara.
Señora Petitsuisse, cálmese y tómese un iboprufeno o una caña o las dos cosas pero no me denuncie que ya estoy con la condicional y si me encierran de nuevo les va a dar un disgusto a mis tietas.
El perro se lo puede comer usted directamente que en el “Panteón Feliz” los pagan mal y tarde.
Señora Antimonio Presencial, la alternativa es trabajar o irme a tomar unas cañas. Ya me dirá. ¿Bebe usted quintos?

La amiga de su amigo ha dit...

Pero si yo te he visto preparar makis, destripar atunes con cuchillos japoneses y soltar rollos sobre la cantidad justa de kirin en el arroz para el sushi.
Cuantos embustes en tan poco espacio-tiempo.

M. R.

nomesploraria ha dit...

Señora, yo no miento casi nunca. Eso no me lo dirá usted en la cara. Además, sólo existen tres personas en el mundo que me tuteen y sus iniciales no corresponden con ninguna de las tres. Señora.

M. R. ha dit...

Mientes como beduino.

nomesploraria ha dit...

Quisiera aprovechar este espacio para pedir a las buenas personas que defiendan a una mujer desamparada que lo está pasando mal por el acoso de un chino cruel y desalmado.
Se llama Acaricias (mi amiga, no el chino)
http://acariciasdefuegorrrrrr.blogspot.com/
Y en su entrada "Placer de violinistas" la están machacando. Hagan algo. Lo suplico.

Muchas gracias.

La señora de Bilbao ha dit...

Dejé al señor Només plantado en la mesa porque no sabe beber sin hacer ruído. Y yo, esas cosas no las soporto.

Y encima me habló de los pelos de los lichis, del asco que le daban y yo, que no practico la desnudez en mis partes nobles, tampoco lo soporto.

Ahora leo sus comentarios y deduzco otras cosas. Pero ahora ya es tarde.

Adiós Només.

boladevidre ha dit...

Señora Bilbao. Entiendo perfectamente sus argumentos nobiliarios.
En cualquier caso, recordarle que las infusiones (chinas o falso-japonesas, para el caso son homólogas) siempre són más aconsejables que las impulsiones.
Los únicos beneficiados son los camareros peruanos (a menudo falsos-franceses) que se quedan con el cambio de la multa.

nomesploraria ha dit...

Señora de Bilbao.
Habla usted con la boca llena, sorbe la sopa, hace ruido al masticar, su risa espanta a las criaturas, toma quintos, se las da de marquesa y viste como una alemana. Sea dicho sin ánimo de molestar.

Gracias por su apoyo y comprensión, señor Boladevidre.

la desanchá ha dit...

A- ¿caña o quinto? Yo prefiero una caña bien tirada, pero no le hago ascos a un quinto.

B-¿Se llaman quintos o botellines? Aquí quintos, pero en mi anterior residencia les llamaban botellines y cuando pedía un quinto me ponían un tinto, que a veces no desdeñaba.

C- Si no son lichis ni rambutanes, y no iba desencaminada, ya nos dirá de quién son esas turmas.

(Por cierto, he visto un cartel que anuncia a Raphael para el 13 de mayo; ¿qué hago, voy con las tijeras, o lo dejo correr?)

nomesploraria ha dit...

De usted no me extraña (y de mi tampoco) que se tome el quinto y el tinto ambos dos. Los seguidores del quinto resultan ser una secta secacerebros.
En respuesta a la C, no estoy muy seguro, pasaban por ahí, simplemente.
Al concierto del Inefable llévese las tijeras, el bisturí y los crocs para no desentonar. Los lichis resultantes los mete en un pote y los manda al Panteón Feliz aunque paguen mal y tarde, no se le ocurra comérselos que deben estar muy hormonados e igual le cambia la voz.

La señora de Bilbao ha dit...

Mira Només:

No quiero entrar en una lucha de dimes y diretes.

Veo que cuando te ofenden resultas patético y sin formas (bueno, formas ya no tenías muchas el día del japonés de medio pelo al que me llevaste).

Así que no jugaré más contigo a este juego del sorbete y vete.

De ahora en adelante sólo dedicaré mi tiempo lúdico al Juego de la Oca.

Saludos desde el norte,

nomesploraria ha dit...

Mire señora de Bilbao con acento aragonés. No me ha ofendido porque es verdad que hago ruido al beber siempre que quiero molestar. Reconozco que todas las observaciones que he hecho sobre usted son falsas excepto que viste como una alemana a parte que con su manía de meterme los dedos en la boca por poco se me atragantan los rambutanes.
Me gustaría que me aclarase eso de las "formas". ¿No se referirá a mi esbelta a la par que varonil figura?

...antidoto esencial ha dit...

Señor Plo, no bebo quintos, ni cañas, solo tintorro.
(¿Detecto un cierto desencuentro verbal entre sus contertulias anónimas o semi-anónimas y usted? ¿O solo he malinterpretado este diálogo? Ay...)