dilluns, 10 de maig de 2010

Elogio de la caña, desaire al quinto

Si hay algo peor que preferir el quinto a la caña, es beber cerveza en vaso de cubata. Anteponer el quinto es un oprobio, una ignominia que deshonra el paladar, pero beber en vaso largo es de zafios: una grosería. Deberían emascular a todos los dueños de locales donde sirven la cerveza en tales recipientes.
Tomarla en una jarra, vaso o copa adecuada; fresca y bien tirada, dignifica incluso (inclusive) a las cervezas vulgares.
He detectado cierta corriente empeñada en enaltecer el consumo de botellines. Me parecen homúnculos sectarios y con una opinión pueril, poco formada, aunque amaguen su inconsistencia doctrinal en supuestos argumentos ontológicos.

Señoras, señores, la caña engrandece el espíritu, amansa las fieras y refresca el alma. El quinto es escaso, sin espuma y poco varonil.

26 comentaris:

Anònim ha dit...

¿Me pone un quinto?

TreeBeer ha dit...

Nada que objetar, siempre y cuando se utilize una jarra que cumpla escrupulosamente las medidas de una British Imperial Pint.

nomesploraria ha dit...

Usted afina mucho. Me parece bien.

Anònim ha dit...

A mi me gusta la cebreza de lata. Si es del Lidl mejor.

nomesploraria ha dit...

¿Es usted el mismo anónimo que el que me pedía un quinto?
Ahora lo entiendo. Demasiada cebreza del lata.

la desanchá ha dit...

Beber cerveza en vaso de cubata es pecado mortal, y como tal debería ser penado.




¿Sabe usted a qué círculo del infierno van los que beben cerveza en vaso largo?

nomesploraria ha dit...

Yo diría que son peores los que sirven la cerveza en vaso largo que los que la consumen. Esos merecerían ir al círculo de los sodomitas. Con perdón.

la jardinera ha dit...

Yo no soy mucho de cerveza, pero si hay que elegir, jarra ancha y helada, por favor.

Eso de los quintos, no son unos muchachos que otrora tenían que ir a cumplir con el servicio militar?

Me he perdido. ¿Me buscará?

Argila Hamster ha dit...

Argila Hamster
Merchandising Departament

Apreciado cliente:
Nos es asaz grato comunicarle que es el ganador de nuestro concurso anual para amantes de la cerveza ¡¿Para qué beber en jarras pudiendo beber por un tubo...?!.

Por otra parte, lamentanos comunicarle que el premio no puede conmutarse, y según su deseo, por una entrada para recital de Massiel.

Ruego me haga saber en/a la mayor brevedad posible su disposición para, y según consta en las bases, asistir como telonero al concierto de Franco Battiato (ese hombre)y del cual se confesó ferviente seguidor.

Att:
Recarlo Asecas.
Argila Hamster

frikosal ha dit...

Estoy sinceramente dolido por sus palabras heréticas. Entre lágrimas, declaro:

1-El quinto es muy superior en todos los aspectos. Por ejemplo: ahora tengo uno delante.

2-Yo se de algunos que predican las falsas palabras de la caña pero que en la intimidad del hogar beben quintos.

3-El tamaño (de la espuma) ¿qué importancia tiene?

4-Mientras nos estamos matando en guerras fratricidas, en todas partes están dando latas.

5-La jarra helada, si es en verano y para acompañar unas anchoas, puede pasar.

treeHugger ha dit...

Ouch... El Egregio e ilustrisimo a favor del quinto...

Darth Frikosal contra Només Skywalker... padre e hijo en una guerra fratricida... "La guerra de las cervezas"

Esto se pone interesante...

RasPutina ha dit...

Pues mire usted, don Només: acabo de llegar del extranjero y estoy de tanto beber cerveza hasta el mismísimo ficus. Y es que en los nortes de Uropa para tomar vino en las comidas hay que prostituirse o ser ricachón consumado.
De todas maneras, me tomaré dos centímetros de espuma cebrecera.
Quede usted con Dios.

Señora DESANCHÁ, está usted muy dantesca y sopisanguina, y se lo digo sin acritud.

la desanchá ha dit...

¿A cualo?

Groucho ha dit...

EMASCULAR LO QUE SE DICE EMASCULAR YO EMASCULARIA -EN PERSONA Y SIN DELEGAR- AL INVENTOR DE LA CERVEZA EN LATA, PARA MAYOR GLORIA DE VENDEDORES LATUNOS PAQUISTANIES.
HE DICHO.
DESPUES DE ESTA DECLARACIÓN ME CONFIESO COSUMIDOR DE QUINTOS O BOTELLINES.
¿MEREZCO EL INFIERNO O POR EL CONTRARIO ES MAS CALENTITO EL FERANO?
BESO SUS PIES.

iliamehoy ha dit...

Yo soy de botellin y a morro....
Excomulgada me presiento. Poco varonil, también.
Una sonrisa

Onallera ha dit...

En estos tiempos en los que cualquiera se pone detrás de un mostrador y se cree que sabe tirar una caña, la verdad es que según en qué sitios uno acaba pidiendo un botellín, también llamado quinto, que, por otra parte, es la solución doméstica más cómoda. Encontrar tercios, o botellas, en los híper es complicado si no se trata de cervezas de importación.
Pero totalmente de acuerdo con lo de las latas: al paredón, y cadena perpetua a los de la jarra helada y mezclas varias con limón y similares...

frikosal ha dit...

Vejam,

Se apuntan al quinto (que debe beberse directamente de la botella): Groucho, Iliamehoy y servidor.

Todo el mundo parece coincidir en que la lata es un asco.

Esto de la espuma no es más que un fetichismo como tantos otros hay.

obdulia ha dit...

Séame respetuoso Només, que para gustos se hicieron los colores. El que duerme conmigo vota por el quinto, yo por la caña. Lo del vaso "tiro largo" es terrorismo puro. Aunque en Tianjin lo sirvan, claro!.

Poca espumilla para mí, eh?. Para enviarle el beso, of course!.

nomesploraria ha dit...

¡Dios Santo! ¡Batiato no! estoy dispuesto a confesar lo que haga falta pero Batiato nooooor.

Dr Frikosal, el hecho demostrado de no apreciar la espuma lo convierte en un verdadero hereje.
Intente vaciar el contenido de un botellín –sí de un botellín– en un recipiente adecuado pero vertiéndolo con cuidado para que todo sea espuma. A medida que la espuma vaya bajando, vierta un poco más haciendo más espuma. El proceso le llevará unos tres o cuatro minutos. Cuando queden sólo unos 2 o 3 cm de espuma y esta rebose el vaso como una cúpula gloriosa, degústela y verá. En Alemania, cuando pides una cerveza, pueden tardar unos 8 minutos en tirarla.
En este país nuestro la cerveza la tiran como rufianes. El colmo es cuando usan la espátula para quitar la espuma sobrante. O cuando la sirvensin espuma que es como si la cerveza estuviese muerta.

nomesploraria ha dit...

Sopisanguina es una palabra muy bonita.

Señor FalsoGroucho, merece el infierno sin duda alguna o en su defecto un correccional.

Señora Iliamehoy. No me lo creo. Estoy seguro que si un día le sirvo una cerveza bien tirada, con la espuma justa y en recipiente adecuado, y al lado le pongo un botellín para que se lo beba a morro, no va a dudar ni un instante.

Señor Onallera, tiene usted razón, lo reconozco. Y reconozco que mi inquina hacia el botellín es más para molestar al Dr que otra cosa. La cerveza de barril tiene el inconveniente de la ineptitud del que la sirve.

Señora Obdulia, si la espuma le pintaría el bigotillo de blanco, complemento ideal al batín de rombos acolchados y los rulos mañaneros.

nomesploraria ha dit...

Me estoy tomando un quinto a morro, bueno, es el tercero.
Que Dios me perdone.

El futuro bloguero ha dit...

Chin chin...

nomesploraria ha dit...

...pon

Anònim ha dit...

crash!

Belnu ha dit...

Ha ha!!!!

Rhiannon ha dit...

El botellín es tolerable siempre y cuando esté obscenamente frío. La lata sólo en la intimidad del hogar y para un apuro.
Vivan las cañas bien tiradas!!

Yo emascularía a los que te intentar (si te dejas) servir la cervi en un vaso recién salido del lavavajillas... ¡aún caliente!¡Oh, anatema!

Ayn, qué ganas de cañita, y yo aún dando el pecho, que no puedo beber alcohol!!!

Me gusta tu blog.