dimecres, 21 d’abril de 2010

charcoterapias

Bovinoterapia. Sumergirse en el cieno. Es imprescindible que hayan vacas pastando cerca. Éstas enriquecen el limo y aumentan la ignominia y la vileza.

Posidonioterapia. Ideal para practicar en el Pirineo Francés. La putrefacción anaerobia de las algas le dejará el cutis como el culo de un bebé.

Ñoñoterapia. Métase en la charca/corazón que he alquilado a buen precio y enamórese ipsofacto del primero o la primera que pase, sea hombre, mujer, animal o cosa. Verá la vida con los ojos de un elfo y le encantarán las pelis de brujas y espadas y unicornios. El fondo está lleno de erizos. No todo van a ser flores y violines.

Esta charca no sirve más que para mirarla.


44 comentaris:

El futuro bloguero ha dit...

Por San Ernesto el Cefalópodo, que en su nave nodriza esté, qué pasada de fotos.

Només, me tienes enganchado. Con las primeras empecé a babear, y ahora, estoy rodeado por mi propio limo infecto.

Qué colorido tan impresionante, tú.

la desanchá ha dit...

Sí que son bonitas las fotos, sí.

A mí la bovinoterapia me da un poco de repelús, la posidonioterapia va bien para el cutis, según nos cuenta, y caminar sobre ese colchón de algas me da a mí que fortalece las piernas en general y las rótulas en particular; la ñoñoterapia no, que se sienta una ahí y se levanta con el culo verde, amén de que resbala y se puede uno partir la crisma, y hay edades que no, no.
No diga que la última charca sólo vale para mirarla, también vale para la arenoterapia podal, fortalece el puente del pie y lima callosidades y otras durezas.

la desanchá ha dit...

Podría usted montar la clínica de liposucción ahí. Mientras les saca las mantecas a los chuchos, les da unas terapias variadas a los dueños y les termina de aligerar la cartera.

Se va usted a hacer de oro, ya verá.

El futuro bloguero ha dit...

Yo les propongo la lentejoterapia...

Los primeros lectores que vengan desde su blog, podrán disfrutarla sin coste.

Abrazos

treeHugger ha dit...

Larga vida al rey del encuadre!

frikosal ha dit...

Yo me apunto a la posidonioterapia, todo lo demás me parecen excesos intolerables. A propósito de los elfos: Ya hace tiempo que quería decirle que Tolkien es un pesado.

nomesploraria ha dit...

Yo creo que la Ñoñoterapia le iría de perlas. Me ofrezco a vestirme de hobit y recitarle poemas élficos de unicornios y delfines saltando mientras usted se sumerge entre las algas y los erizos. Después podríamos ir a ver Conan el Bárbaro en 3d.

nomesploraria ha dit...

Que Dios bendiga las lentejas

nomesploraria ha dit...

A parte de un obispado ernestólogo al cefalópodo calamaro se le podría sugerir que compusiese o compusiera una ópera rock basada en el señor de los ruidillos.

EvitaBlu ha dit...

Falta la ranoterapia que rima con todas las demás -rapias.
Se convierte en principe, te besa los pies y despues te la comes.
Ahíhabía, no me diga usted que no.

Espero sus flores caballero, le obsequiaré con una anguila para su charca.

liuva ha dit...

Señor Futuro Bloguero, si hay algo que odio en este mundo más que a las bandurrias es a las lentejas. No sólo es que no me gusten, sino que me producen taquicardia cada vez que veo una unidad de ellas. Yo que pensaba que usted y yo podríamos llegar a una gastronómica amistad y me sale con esas.

Es más, le pongo un menú delicius con el cual, si usted me lo pusiera o pusiese, acabaría con nuestra no amistad para siglos y siglos, incluso para el años que viene.

Primer plato: Sopa con algas
Segundo plato: Lentejas con lombarda (esto es el no va más de la putrefacción)
Postre: Pestiños de lechuga de mar

Bebida: Sidra francesa

¡Qué horror! ¡Que ascazo!

Suya.

nomesploraria ha dit...

Amo al cerdo, amo a la lenteja. Y no lo digo para molestar. Bueno sí.

nomesploraria ha dit...

El Petillant de Listel es todavía peor que la sidra fracesa.

pedrin ha dit...

Encharcao vives desde que me tienes olvidao.

Es esto un pareao?

besosss aún (con acento en el aún)

p

nomesploraria ha dit...

que noooo que te quiero más que a las lentejas

Caruano ha dit...

¿Y qué me dice usted del licor 43 y del Parfait Amour?. Arcadas, solo pensarlo.

No conocía yo tan apabullante riqueza hídrica pirenaica (¿cara norte o sur?. Sí que son bonicas las fotos.

Estoy de acuerdo con doña DESANCHÁ, la última charca sirve para limar callosidades y "asperezas". Algunas señoras, aquí presentes, deberían usarla. Y no miro a nadie.
Atentamente

liuva ha dit...

Las lentejas sirven (mayormente) para jugar al famoso juego “¿cuántas lentejas entran en un vaso?” Ya sé que ustedes están muy ocupados sacando fotos a las estrellas y a las charcas putrefactas y no tienen tiempo para jugar a las lentejas. Pero les puedo asegurar que contar las lentejas que entran en un vaso es de lo más divertido y educativo, bueno esto último no.

En un vaso de cocina normal entran, asómbrense, 3.725 lentejas. Sí señores, esto así y punto. Si no se lo creen hagan la prueba del nueve pero al revés. Llenen un vaso de lentejas sin contarlas y vayan sacándolas una a una hasta que en el vaso sólo quede el vacío. Hacemos un estudio comparativo entre las dos contabilidades y vemos si coinciden. Les puedo asegura que sí.

Y pensar que alguien vendió algo a alguien por un plato de lentejas. ¡Gentuza!

Y no lo digo por molestar. Bueno sí.

nomesploraria ha dit...

Sr. Caruano.

Pues a mí el licor 43, el calisay y el ponche caballero me ponen y los tomo a diario. Son lo mejor para dejar el crack. Cuando saboreo estos productos amo a todo ser humano y humana, especialmente humana y a los hombres y mujeres que pueblan el universo.

Decir que las señoras que aquí comentan tienen callosidades y asperezas y celulitis ha estado feo por su parte. Después se queja cuando le dicen lo que le dicen. A mí todas ellas me parecen hermosas sílfides rubensianas con el cutis como el culito de un bebé. Bueno, casi todas.

nomesploraria ha dit...

Eso de "un vaso de cocina normal" no me parece nada científico. Sea usted más precisa. Señora. Lo suyo parecen argumentos de astrólogo.

nomesploraria ha dit...

Además ¿qué es un vaso de cocina normal?

En el armario de la cocina de mi tieta aparecen siete tipos de vasos tipo normal sin contar copas bordelesas, jarras de cerveza, chupitos, largos para cubatas, cónicas para martinis y vasos bajos de wisqui. Señora.

nomesploraria ha dit...

Aunque a lo mejor se refiere a eso que ustedes llaman culines o culillos o culitos.

liuva ha dit...

De acuerdo, reconozco que es poco científico no decir la capacidad de un vaso de cocina normal. Pero es que yo no soy científica, yo soy bailarina y los vasos de cocina normales son los que me quitan la sed de un trago. Y que después se puedan meter en el microondas y/o lavavajillas y/o autoclave.

Pero ya que usted se pone pesado, le voy a decir que un vaso de cocina normal tiene un volumen aproximado de 200 cm3. Si las 3.725 lentejas las dividimos entre los 200 cm3 no sale que hay 18,62 lentejas por cm3. Lo que quiere decir que comer lentejas es una guarrada. Punto.

nomesploraria ha dit...

Ni punto ni leches.
¿Y no sirve un vaso de comedor? ¿o uno de dormitorio? ¿usted sólo bebe en la cocina?

Además ¿qué tipo de lentejas?
¿lentejones, rubias, pardinas, de la reina, rubia castellana, rubia de la Armuña, amarilla, indias, de Pozuelo, alcántaras, segovianas, perlinas, de altramuz, sanguinas, perolas, tintas o de Morzón?

Anònim ha dit...

Oiga, que la mitad de tipos de lenteja que cita no existen.

nomesploraria ha dit...

Que sí, que sí, que existen, que lo he visto en la tele.

odette farrell ha dit...

Fantásticas fotos las tuyas... y sí te remontan a Tolkien :)))

nomesploraria ha dit...

Hola Odette!
ay, no sé que decir de Tolkien. Lo escribió de buena fe, lo sé, pero es que los elfos me ponen de los nervios casi tanto como calamaro, abba y sabina juntos en un mismo escenario.

Lolita ha dit...

Signore, un Campari per me.
Grazie.

liuva ha dit...

¿Existen todo ese tipo de lentejas? Mondieu, estamos rodeados.

En cuanto al vaso tipo normal, admito, además del de cocina, el que se pone en la mesilla de noche para meter la dentadura. Pero yo, creo que alguna vez lo he dicho aquí, no tengo mesilla de noche. Mi cama de noche y mi habitación de noche no dan lugar a poner una mesilla de noche.

Todas las noches llevo un vaso de cocina normal lleno de agua normal para ponerlo en la mesilla de noche y resulta, que como no tengo mesilla de noche, el vaso se precipita al suelo y se parte con estruendo. Todas las noches igual. Le aseguro que la mitad de mi sueldo va en la adquisición de vasos de cocina normales. ¡Ay que vida más arrastrada! ¡Necesito con urgencia una charcoterapia con pulgas!

liuva ha dit...

Y el vecino de abajo que me quiere denunciar por goteras.

nomesploraria ha dit...

Pues el campari está hecho con pulgas.
Bueno con pulgas no, con unos chinches para tintar.
Me encanta el campari. Si la gente metiera su dentadura en el campari habría menos motivos para trepanarles.

La mesilla de noche sirve para dejar el bisoñé, les gafas, las bragas, los condones, el crack, el tabaco, el botijo, los libros de paolo cuello, el loro, el cenicero, los clinex usados, el papel de váter, los tampax, los calcetines y el transmisor de ondas telepáticomentales. Señoras.

nomesploraria ha dit...

¿tanto le rebosan los vasos de cocina?
Llénelos de lentejas que al menos no mojan.

nomesploraria ha dit...

... la dicografía de calamaro, la estampita de la virgen, el rosario, el papamóvil, la lamparita en forma de torre inclinada de pisa, el iboprufeno, el frenadol, la seda dental, las chanclas, el paraguas, la termomix...
Las mesillas de noche otra cosa no serán, pero prácticas...

liuva ha dit...

Claro, si ya digo yo que mi vida está medio vacía sin la mesilla de noche. Todas esas cosas que usted dice me las pierdo. Y los 110 tomos del Espasa, que me los compré hace cinco meses para ponerlos en la mesilla de noche, y ahora no se dónde colocarlos. Los he metido en el horno, pero cuando aso pollo siempre me sabe a sopa de letras.

Una vez fui a Ikea a comprarme una mesilla de noche, pero como allí son tan raros y tan suecos al final me vendieron un paquete muy grande que cuando lo abrí, después de varios años, resultó que contenía la toilette de María Antonietta. Esto no es vida.

nomesploraria ha dit...

Yo la espasa la llevo en el maletero del seat caca.
Les dejo que voy a mirar el entierro de samarach porla tele. Y después a misa de ocho.

Caruano ha dit...

¡Enfebrecido me tienen entre todos!

Y usted, señora liuva, ¿cuántos vasos "normales", llenos hasta las trencas de cuantró se ha tomado?

El futuro bloguero ha dit...

Mi querida Lliuva, siento que nuestra bonita amistad gastronómica se haya ido al traste por culpa de unas lentejas.

Así es la vida, unos ganan una primogenitura y otros pierden una amistad, es el problema de las lentejas.

En cualquier caso estaré encantado de ayudarle a elegir su mesilla de día, yo es que de noche estoy ya para otros trotes, y tampoco se crea usted que para muchos...

Y en desagravio he de confirmar su teoría. Acabo de hacer la prueba con un vaso de agua de mi cocina, y entran exactamente 3750 lentejas en crudo. Cocidas entran solo 1507 y si es con todos los avíos que tanto le desagradan, no entran ni 249.

Y por cierto, vaya menú más feo el que nos propone, los pestiños de lechuga de mar ya no son como los antaño.

De hecho, lo que más me gustó de su comentario fue el final, lo de "Suya"

Muchas gracias.

nomesploraria ha dit...

Señor FBlo
repito: ¿qué tipo de lentejas?
¿lentejones, rubias, pardinas, de la reina, rubia castellana, rubia de la Armuña, amarilla, indias, de Pozuelo, alcántaras, segovianas, perlinas, de altramuz, sanguinas, perolas, tintas o de Morzón?

nomesploraria ha dit...

Había escrito la crónica del funeral de Samaranch que han echado por la tele, y ha sido precioso, pero la he quitado porque me ha telefoneado una prima de mi madre y me ha dicho de todo.

EvitaBlu ha dit...

Con lo bonito que estaba el perro con el collar isabelino. Una pena.

El futuro bloguero ha dit...

Las lentejas eran Pardinas, es que las hice de noche,y ya lo dice el refrán, por la noche todas las legumbres son Pardas, ...

Las de la Armuña hubieran sido tan ricas...

O unas lentejas sin piel, naranjas de color, de la india, que se hacen en 7 minutos...

Pero no, eran pardas pardinas...

liuva ha dit...

Señor Fblo, que no me gusten las lentejas (odio esas malditas tachuelas), no quiere decir que no me gusten los lentejeros. Y si encima saben jugar al “¿cuántas lentejas entran en un vaso?” mejor todavía. Tiene usted un excelente blog con unos excelentes comentaristas, aunque un poco pelotas, no puede ser que al 100% de sus comentaristas les entusiasmen las lentejas, no puede ser, yo conozco a gente variopinta que odian a las lentejas tanto como lo cartagineses odiaban a los romanos.

En cuanto al menú feo que les puse, creo que sí, que tiene usted razón, es feo con ganas, es más que feo, es antiestético. Puse lo de las algas porque estoy harta de escuchar a todo cocinero guay que las algas son riquísimas. No es verdad, son una asquerosidad. Y lo de la lechuga de mar, llamada también “Ulva lactuca” para qué le voy a decir, con ese nombre no puede ser nada bueno.

Se me ocurre que podía poner usted, y el señor Plo, y todo el que quiera, el menú más corrosivamente asqueroso que se les ocurra.

Creo que todavía hay posibilidades de que esto sea el principio de una buena amistad. Suya.

nomesploraria ha dit...

me se salta la lagrimilla

El futuro bloguero ha dit...

Yo tampoco encuentro el punto a las algas, ni en los japos, ni sushis ni en nada.

Qué decir de la ortiga de mar, que tanto gusta a la gente, así rebozadita, que me parece de una babosidad tremenda.

De lo de los pelotas, tiene otra vez usted toda la razón, hay mucha gente que no tiene mucho que decir, pero por dejar constancia de su paso te dicen cosas como, que bueno, qué bien te quedó, me encanta etc.

En el caso de mis lentejas, sin embargo, todas las muestras de cariño y admiración, son sinceras sin duda, ya que los que no disfrutan de ellas no dejan comentario, y listo el bote.

Por cierto, he dejado para todos ustedes rosas y libros en celebración del día del boy Scout (que también se celebra hoy) de Sant Jordi, San Jorge, San Comunero de Castilla y patrón de Alcoy...

Pasen y recojanlas en
Lazy Blog si lo desean...

Yo estoy llorando ya como una magdalena, pero de las de desayunar...