dimecres, 10 de desembre de 2008

Sostiene La Desanchá


No somos ella y yo mientras me contaba la historia.


Los dos Pérez

Hubo hace mucho tiempo dos Pérez desalmados cuyas fechorías no conocía hasta que mi amiga La Desanchá me las contó.

Sostiene La Desanchá que el primer Pérez fue el Malo, aunque más que malo era tonto, o quizá lo eran la mayoría de sus coetáneos al tratar asuntos de matrimonio. Tuvo ese Pérez tres hijas a las que no permitió casar sin dote para no mancillar tan ilustre apellido. No se le ocurrió otra cosa que meterlas a monja y para que no lo pusieran a caer de un burro y negarles además el consuelo de la compañía, en conventos distintos. La menor de las tres le suplicó que no la enclaustrara, qué nunca tomaría esposo. Sostiene La Desanchá que Tontopérez metió a la niña en el convento hasta que se tiró de la torre.
Pérez el Malo tuvo un hijo varón que sí se casó, prosperó, y tuvo descendencia.

El segundo Pérez fue El Cojo, nunca se supo de que pierna cojeaba (aunque Ingles Entumecidas diría que de la de “enmedio”). Deberían haberlo metido en la cárcel por canalla. Pérez el Cojo, digno descendiente del Malo, era un rico hacendado que se beneficiaba a las criadas un día sí y el otro también. Hasta ahí todo normal. Pero ¿Qué hacía nuestro Pérez cuando las preñaba? pues las mantenía en su casa durante el embarazo y la cuarentena y después les daba puerta con la conciencia limpia y reluciente como una calva al sol.
Pero Pérez tenía una hermana de buen corazón que apuntó sus nombres y direcciones con letra apretada en una libreta de tapas blandas. Sostiene La Desanchá que cuando heredó la fortuna del hermano, repartió las tierras entre los cuarenta bastardos para alegría de sus descendientes.

Nadie sabe qué fue del cuadernillo. La libreta que demuestra el origen bastardo de muchas familias ilustres. Familias cuyo abolengo, desde los tiempos remotos del primer Pérez, han cuidado con fervor.

Como tiene que ser.

Lo cuento de memoria y con torpeza, empobreciendo la vieja historia que me contó una tarde, no hace mucho.

·

25 comentaris:

treehugger ha dit...

[...]Ríe la comadre feliz y carnal,
y un temblor cachondo le baja del papo
al anca fondona de yegua real.

Ramón María de Valle Inclán

Referente a la reina Isabel II. Oiga, seguro que la desanchá se referia a los Perez? no serian los Borbones?

nomesploraria ha dit...

shhhhht

Javier ha dit...

Hermoso relato. He disfrutado leyéndolo.

B. ha dit...

Ver tus fotos es un auténtico placer.

la desanchá ha dit...

Pérez el Malo era un tío malafollá y seguro que lo sabía. Pérez el Cojo, en cambio, estaría seguro de estar obrando con total justicia, incluso más de la debida, al mantener a las preñadas en su casa y alimentarlas durante cuarenta días con el caldo de cuarenta gallinas. ¿Qué otra cosa podía hacer sino echarlas luego? Aquello se le hubiera llenado de niños, gritando, llorando y subiéndosele a las barbas. Y esquilmando su hacienda. (40 gallinas X 40 parturientas...¡menudo corral!)

Ingles Entumecidas se confundiría. Parece que la "pierna de enmedio" era la que mejor le funcionaba.

la desanchá ha dit...

¿Está usted seguro del pie de foto? Es que el tamaño coincide. Por lo menos el mío.

nomesploraria ha dit...

Y el mío (de tamaño)

Inés Toledo ha dit...

¿Tienes la conciencia limpia y reluciente?

nomesploraria ha dit...

No

nomesploraria ha dit...

¿Y tú?

Inés Toledo ha dit...

Tampoco.
Por eso no salgo del jacuzzi.

Inga Luv ha dit...

Me lo dijo Pérez, que estuvo en Mallorca
Y vino encantado de todas las cosas que vió por allí.
Me lo dijo Pérez, que estuvo en Mallorca
Que allí la alegría,
de noche y de día
nunca tiene fin.

Si vieras me dijo
que lindas muchachas
que aman en la playa jugando en el mar.
Parece que el agua
las besa y les deja
su tan delicioso saborcito a sal.

Y yo que me muero por ir a Mallorca
con eso de Pérez empiezo a pensar,
en meter mis cosas, mis sueños y ritmos
en una maleta y largarme pa’lla
.......

Qué sabio era Pérez. Ambos. Los dos Pérez. Y qué bonita canción. Cuánta belleza. Voy a llorar.

nomesploraria ha dit...

tengo los ojos como si hubiese pelado 10 kilos de cebollas
només ploraria, ai filla

la desanchá ha dit...

"...limpia y reluciente como una calva al sol."

Me ha hecho usted pensar en el padre de su amigo HS. ¿No es una maravillosa ironía llamarse HS y no tener pelo?

Annette ha dit...

bonanit ploraner. gràcies pels teus contes d'ancestres. Avui estic enganxada als Foofighters.

Inga Luv ha dit...

Nomes et faltava això. Que he fet Deu meu, que he fet!

Cecy ha dit...

relato interesante, seria lindo que te lo cuenten sentado en esa playa tomando mate... NO SE, me dieron ganas...

je;) besos

Nootka ha dit...

No sabía que se apellidara usted Pérez, como yo, a lo mejor somos hermanos siameses y no lo sabemos. Tú por dónde notas un hermano ¿por el hombro o por la cadera?. A lo mejor somos esposos y no lo sabemos, ¿tiene su cama una colcha verde?
En realidad sólo quería decirle que me ha encantado su blog, no lo conocía, y si alguien ha entrado en su casa con mi cara sepa usted que no era yo ni las múltiples mujeres que se hacen pasar por mi y entran en su casa un jueves o un martes, no eran ellas tampoco.
¿quiénes eran entonces?
si yo lo supiera, hijo mío...
Precioso relato, por cierto.

Arcángel Mirón ha dit...

Yo creo que hay más de dos Pérez. Te estás olvidando del ratón, el que se lleva los dientes y te deja plata.

Y esa foto es deslumbrante, intimidante, y muchos otros "-ante".

De cenizas ha dit...

Ya sé que no es cuestión de elegir, pero... me quedo con la foto. chapeau¡

un abrazo

elpasaeltiempo ha dit...

Excelente historia! Pase varias veces por el blog y me resulta muy interesante lo que escribes. Y las fotos son bellisimas, acompañan a las palabras!
Saludos!

Sintagma in Blue ha dit...

Hay tantos cadáveres dentro de los armarios familiares...

Falete ha dit...

jaja, muy buena referencia a ingles entumecidas, ese hombre está enfermo jaja,
saludos

Brasil Empreende ha dit...

Ola visité su blog y me gustó mucho. Me gustaria tambíen invitar para conocer el mio. y conferir la postagem de esta semana: Estrategia Esportiva – Version: A aguila y la gallina. Y hemos hecho tambíen un mensage especial de fin de ano para usted.
Su visita será un gran placer para nosotros.
Acesse: www.brasilempreende.blogspot.com
Atentamente,
Sebastian Santos.

Le Mosquito ha dit...

Si es sostenido por La Desanchá, bien sostenido está.
No tengo ni idea (ni la tendré) de cuántos momentos me he perdido en tantos meses de depresión.