dimarts, 4 de març de 2008

María (2)




Mi abuelo frecuentaba las tertulias del maestro Capella en la Ciutadella antigua del cambio de siglo. En esa mansión de paredes desconchadas por la tristeza, se reunían próceres locales y canónigos —"els canonges" decían en casa bajando la voz— para hablar de cuestiones de Dios y del Diablo y sobretodo, para dedicarse a su gran pasión: el espiritismo.
Fue maestro de música y zapatero de zapatos a medida; era además, el padre de María la citarense.
Imagino a María, una niña, asistiendo a escondidas a las sesiones de espanto en esa casa de colores sucios. Años más tarde cuando se quedó sola siendo una anciana de cuarenta años, mi abuelo la acogió y vivió con ellos el resto de su vida.
Mujer enigmática, se pasaba días encerrada en su habitación donde se la oía llorar y tocar la cítara lamentable. Nadie sabe porqué.
Cuando no lloraba cocinaba manjares de su isla con manos de arpista y aterrorizaba a mi madre con historias de aparecidos y conversaciones con los muertos que en otros tiempos habían espantado su niñez.

Las acuarelas son apuntes rápidos de Menorca. Podéis ver alguna más aquí y aquí. La fotografía es real, pertenece a Miquel Capella, mestre de música de Ciutadella de Menorca.

21 comentaris:

maite ha dit...

la aquarela es suavidad, o no?

odette farrell ha dit...

Qué re chulos apuntes Nomesploraria! Sobretodo los que tienes que cliquear en "aquí y aquí" para ver...

La historia que relatas es además impactante, me pregunto cuánta literatura que nos maravilla son en realidad descripciones de historias que en verdad sucedieron?

frikosal ha dit...

Tiene un aire claramente "100 años de soledad", esa señora es una mina de historias. Impagable su caligrafía y ortografía. Si quisieras revivir la receta de la langosta, ni que fuera en una sesión de espiritismo, ya sabes que yo me apunto para probarla.

Mi abuelo escribió sus memorias en un cuaderno parecido. Le perdió la ambición, empezó por sus abuelos y se murió antes de llegar a su nacimiento. O tal vez lo hizo a propósito para no recordar acontecimientos terribles de su vida.

Esos curas espiritistas, pobre gente, cuanta miseria, gente inquieta y curiosa pero pasaron toda una vida alejadas de la luz de la razón.

nomesploraria ha dit...

Maite
Generalmente sí es suave, por su transparencia, pero no siempre. Las acuarelas pueden ser duras y con colores saturados.

Odette
Sí sucedieron esas cosas. Mi madre me dio una caja de zapatos con las pertenencias –unos pocos papeles y fotos– de esa mujer de otro siglo.

Frk
en la caja hay un libro de oraciones impreso y con una ortografía parecida.
Para la receta de langosta sí tendremos que hacer espiritismo. Una langosta roja, salvaje y menorquina, sólo se puede comprar si es inmaterial. En los tiempos de María eran abundantes y baratas, lo caro y lujoso era el pollo.

Isa S.B ha dit...

Me gusta tu historia surcada de espíritus, música y manjares. Y las acuarelas, fieles a un recuerdo, un estado de ánimo. A veces imagino que las acuarelas se pintan con agua de mar y viven sujetas a las atracciones lunares y se mecen con las mareas.
Saludos.

nomesploraria ha dit...

ISA!!! LA ACUARELA DE LA MARINA ESTÁ PINTADA CON AGUA DE MAR!!!!!!!!!!!!!!!
SIEMPRE LO HAGO CUANDO ESTOY EN LA PLAYA, ya sé que está mal hecho, pero no me resisto.

Isa S.B ha dit...

¡Me has pillado! Confieso que soy bruja y tus acuarelas me susurraron su voz de espuma al oído.
No sé si estará mal hecho, pero a mí me parece que así tienen más encanto.
Un abrazo.

Jordi D. ha dit...

Por no creer, uno no cree ni en los espíritus pero lo del espiritismo me da yuyu. La foto me recuerda a un acróbata circense de principios del siglo pasado. Haber guardado esas fotos, cartas y recetas culinarias es un gran acierto; algún día la visita al museo de la familia B. será de carácter obligatorio :-)
Estàs fet tot un artista en el sentit més ampli de la paraula !!

Arcángel Mirón ha dit...

Vas a escribir más capítulos sobre María hasta armar una novela estupenda, verdad?

Di que sí!!

odette farrell ha dit...

Nomesploraria,

Concuerdo con el Dr. Frikosal... es de un realismo mágico increíble esa historia. Y apoyo la propuesta de Arcángel Mirón :)))

Hay una novela de Alassandro Baricco de un pintor "Plasson" que se la pasaba pintando marinas con agua de mar...era el único ingrediente que usaba, por lo que tenía cientos de lienzos blancos de marinas pintadas con sólo agua de mar!!!

Selma ha dit...

Me he quedado prendida de esta historia mágica y triste a la vez, y no sé por que me ha venido a la mente Lidia, de Cadaqués...
Y tus acuarelas Albert!!! Con agua de mar? Por eso dan ganas de submergirse en ellas...

Petonets!

Luluji ha dit...

Jo la veritat, es que es un tema que m'atrau i molt, sempre he pensat, i he experimentat que hi ha alguna cosa després, no et vull espantar, jo ho trobo normal, no sol som carn, no trobes?
Molt interessant la historia, i aquestes fotos antigues em fascinen,i les aquarel·les, com les pintures, i les fotografies, mostren moltisim l'estat d'ànim que tenim..
Petons i molt bona nit.

DELIRIUMTREMENDS ha dit...

Preciosas acuarelas, y preciosa historia, es increible como atas tan bien los recuerdos, y luego les pones nombre, apellidos y hasta posts. Esa casa de colores sucios seguro que tenía paredes que hablaban, y esa señora que tan bien cocinaba sus cositas, fijo que era un encanto, y sensible, que tocaba un instrumento musical, eso ya habla de algo... y bueno, no me gustaría que me hubiese contado nada del mas allá, porque el mas acá ya acojona, así que imagínate el otro....
Un besazo fuerte, deberías coger todas las cuentas... y como dice Arcangel.. hacer un collar de esos de belleza envidiable, la tuya..

Le Mosquito ha dit...

La Marina me gusta más que la María, sin desmerecer los méritos de esta última, que los tiene.

Tesa ha dit...

A medida que iba leyendo tu relato venían a mi mente las imágenes de: Cien años de soledad, La casa de los Espíritus, Agua para chocolate y Océano Mar.

La esencia de esas cuatro novelas está en estas líneas, incluidas la foto en sepia, las recetas y las acuarelas con agua de mar.

Evocador.

Un abrazo, Albert.

nomesploraria ha dit...

Isa
Sí eres una bruja.
Me gustaría viajar dibujando faros con acuarelas diluidas en agua de mar.

Jordi
La foto pertenece realmente al mestre Capella. Mi familia parece una colección de cromos, sí.

Gilda
Seguramente sí. Estoy preguntando más cosas a mi madre y a mi tía.
Y tengo mucho más material gráfico: poemas, recetas, fotos, incluso partituras para cítara.

Odette
De Baricco sólo he leído la más famosa, Seda y naturalmente me hipnotizó.
¿Y pintaba sin pigmento? Qué poético pero que desperdicio para los demás :)
que se quedaron sin disfrutar de sus trabajos. La idea es bellísima.
Lo leeré. Yo las marinas las pinto con agua de mar porque soy olvidadizo y a veces en cerca del mar es lo único que tengo, a parte naturalmente de porque me gusta.

Selma
Me suena esta Lidia de Cadaqués pero tendrás que refrescarme la memoria.
Cuando visite tu jaima y paseemos por el desierto al atardecer, me llevaré un poco de agua de mar para tomar apuntes.
:)
Petonarros guapíssima.


Luluji
I tant que el mostren. Jo no sé què dir. No hi crec però hi han coses, com diu en Jordi més amunt, que em fan por.

Deirante Delirio
La historia és real pero María era una mujer sola y triste. No era ningún encanto, era caprichosa y amargada pero toda vida tiene su historia.


Le Mosq
Gracias, son acuarelas de hace un montón de tiempo. Esta semana he desempolvado la caja, mejor dicho, le he quitado toda la arena de playa pegada.


Tesa
Que más quisiera, si ya sabes que sólo escribo redacciones del Padre Armando.
Me lees con demasiada simpatía pero me hace un montón de cosquillas que me lo digas MI AMOLLLLLLL !!!!!!

zbelnu ha dit...

Yo quiero un apunte rápido de Menorca!!!! Quedaría perfecto en mi pasillo azul grisáceo... Claro que no tengo broca...

zbelnu ha dit...

Ah y el retrato...

igniszz ha dit...

Hago tarde en esta entrada tan interesante. Por fín puedo poner comentarios! No sé que pasaba con el servidor.

Como ya está casi todo dicho, aprovecho para felicitarte por las acuarelas tan evocadoras, y sabiendo que están pintadas con agua de mar, casi se puede oler el aire de costa que impregna esa luz tan cálida que respiran.

PEPUNTO & PARTNERS ha dit...

La meva avia es diu Maria Buendia. Som parents?
Imatges absolutament excepcionals.
Felicitats.

Laura ha dit...

Uau noi quines aquarel·les més guapes.