dijous, 3 de novembre de 2016

La grasilla que peina

Hola,
el bar de moteros de mi pueblo tiene una cortinilla en la puerta de esas para que no entren las moscas. Está tan grasienta que cuando pasas se te queda el pelo engominado. Bueno, el mío no.

1 comentari:

la desanchá ha dit...

Puede usted probar, como contorsionista que es, a pasar haciendo el pino, a ver si se le engominan los pelos de las piernas.