dilluns, 14 de setembre de 2009

Die Frankfurter Würstchen


Yo fui primer violín de la filarmónica de Leipzig
pero ahora toco en los responsos de la funeraria.

Mi vida, edulcorada por el halago, transcurría feliz y exitosa hasta el miércoles maldito en que destrocé el Guarneri en la cabeza del director de la Philharmoniker. Se llamaba Wroclaw Plintz, un polaco estrábico, amante secreto de Günter, el violinista sin talento y envidioso que anhelaba mi puesto. De modales aniñados y mucho más joven que el director, Günter amenazó con dejarle si no me despedía. Plintz empezó entonces a acosarme, a difamarme, a decir que me jactaba de seducir a las del coro para ventilar intimidades de alcoba y coleccionar sus bragas cual trofeos. Fue así como en un ataque de nervios, rompí el violín cremonés en la testa del polaco sodomita. Me embargaron bienes y fortuna y me condenaron a catorce años en el penal de Großheringenn. Pero sólo pasé dos; me soltaron más por caridad que por la amnistía de la reunificación.
Ahora soy una sombra abandonada por Dios y por los hombres. He perdido la potencia de mi stacatto y tengo unos dedos como Frankfurter Würstchen. Vivo en un pueblo del Maresme contratado por el servicio municipal de pompas fúnebres para tocar en los entierros. Estoy harto del adagio de Albinoni, del Virulai, de que el infame tipo que toca el organillo me haga parecer la cabra ambulante de los gitanos. Tan harto que me voy a comprar una Gibson Les Paul y a tocar el rocanrol. Bueno, la verdad es que ya me la he comprado ¡Qué cullons!


70 comentaris:

frikosal ha dit...

Siento que vaya a dejar las pompas fúnebres, yo esperaba que ud pudiera tocar en mi funeral al término de la lectura de este texto.

Le Mosquito ha dit...

Adoro a Herr Frankfurter Würstchen y aborrezco a Mr. Les Paul.

Bufaforat ha dit...

Ai que em pixo de riure! quina manera mes bona de començar el dia. El millor remei per afrontar la muntanya de 'pollastres' que s'acumula en el meu cubicle.

nomesploraria ha dit...

Dr FRK,
nunca dejaré las pompas. A su funeral, si es que usted me sobrevive cosa que dudo, tocaré, incluso leeré su texto y llevaré canelones para todo el mundo.

Le Mosq
Frankfurter Würstchen era idiota como todo el mundo sabe. El americano no lo sé pero da igual que ya se murió el año pasado o así.

Bufa,
espero que no sigui per la ortografia que gasto.

Le Mosquito ha dit...

Sí, sí; idiota pero bien dotado. Me consta que los mundos de las artes y de las religiones están gobernados por los dictámenes y atributos de los más pollérrimos idiotas.

nomesploraria ha dit...

Bien dotado pero Herr Frankfurter Würstchen es un idiota, insisto.

Le Mosquito ha dit...

Y estoy de acuerdo con usted. Intentaba expresar la idea de que el mundo está desgobernado por pollócratas. Observe, sin abusar, al acólito del PARTIDO FALÓCRATA de Güisconsin.

Eva ha dit...

Una pena que se pase al rock, con lo requeteguapo que está de violinista artista, casi tanto como mi Julio.

frikosal ha dit...

¿Los canelones no podrían ser en vida, si no es demasiado pedir?

nomesploraria ha dit...

No, de momento sólo los tengo previstos como ágape de difuntos. Le acompaño en el sentimiento.

nomesploraria ha dit...

Sr Mosquito
Se habrá dado cuenta que se pasa usted el día diciendo palabrotas. Ya está bien de tanta caca teta culo que esto lo lee mi madre, cullons.

nomesploraria ha dit...

Eva, lo sé. Es lo que me decían siempre (antes de aumentar los 50 paouuds, claro).
Julio I sí es un verdadero Frankfurter Würstchen, o sea, una salchicha (¿o un chorizo?)

India Ning ha dit...

Lo que daría por ser una miga de croissant en ese mostacho.

Y yo también me pido una de canelones, en vida.

Le Mosquito ha dit...

Me cago en la puta. perdóname, cojones.

liuva ha dit...

Señor No, no menosprecie el poder de las cabras, aunque sean las cabras ambulantes de los gitanos, que con más propiedad y justeza habría que decir “las cabras de los gitanos ambulantes”, que son los gitanos los que son ambulantes, no las cabras.

Ha de saber, señor N, que el mejor aceite del mundo, el aceite de Argán, sale por el culo de una cabra.

El árbol del Argán se da por la zona de los bereberes de Marruecos y su fruto, el oyun, se recolecta a base de cabras. Éstas trepan a los árboles para comerse la cáscara carnosa que cubre el hueso del oyun. Pero no pueden evitar comerse también el hueso duro, que es como una nuez.

Cuando el pastor por la noche lleva las cabras al aprisco, sólo tiene que esperar a que éstas hagan sus necesidades y expelan los valiosos frutos del oyun. Y así de esta manera tan sodomita se recolecta lo que después será el aceite más caro del mundo que, ironías de la vida, sale por el culo de una cabra.

Señor N, embellezca su cutis con una mascarilla de aceite de Argán. Sus muertos se lo agradecerán.

frikosal ha dit...

Enigmática señora Liuva,
Entre sus citas de Quevedo y su explicación del aceite anal de cabra, creo que me he enamorado de usted. Ahora no me de el disgusto de no existir.

la desanchá ha dit...

Qué cosas, en pocos días oigo/leo varias veces sobre el argán. Anoche en un programa de viajeros, y la semana pasada de boca de un amigo marroquí que se ha traído una miaja.
Me contó que antes valía 5€ el litro, pero desde que se han metido por medio los fabricantes de cosméticos se ha multiplicado por 10.

Sr. Només, dos puntos:
1-En ese bigote no se le enredaban los fideos de la sopa y las moscas que se ocultan detrás de los fideos?
2-Esos dedos de frankfurter würstchen se le han puesto a usted por comer tanta bollería industrial y por dejarse la terapia de su médico chino. Así no va a perder nunca los 50 pounds. Ya sabe lo que tiene que hacer.

Bueno, y otro punto más:
El síndrome de frankfurter würstchen sólo le afecta a los dedos? ¡qué desventura! Peor para usted.

la jardinera ha dit...

¿Ha parado usted a pensar cuántas veces al día dice la palabra cullons?

Creo que es un abuso.

nomesploraria ha dit...

No, cullons.

nomesploraria ha dit...

La cabra ambulante es un adorno, una licencia. No iba a escribir cabra cagante con lo fino que me ha salido este post aunque luego venga el insecto canalla ése a decir palabrotas y obscenidades y me cago en la puta.
Mi prima me trajo un botellín de aceite cagado en su versión para cocinar. Lo voy a tirar ahora mismo por el vátercloset del escusado de casa de mi madre. Cosa salida por el culo de una cabra o peor aún, de un cabrito, no me la como, señora.

En los bigotes se me enredan migas de pan, restos de embutido de matanza y fideos. Inmundicias que al cabo de unos días se tornan duras y crujientes. Me entretienen el hambre en la cama por la noche. Como sabrán, soy bebedor de porrón, gran invento y práctico utensilio patrio que sirve para mojar los mostachos impregnándolos del sabor de los distintos caldos que me ofrecen los sumeliés y las sumeliesas o sumelieras. Antes de rezar mis oraciones los chupo siempre con gozo.

Lo de los dedos como frankfurter würstchen es una metáfora excesiva, un símil que nada tiene que ver con mis delicadas manos de malabar o de pastor tocaculos de cabra.

Señor Frikosal, usted se pone en la cola.

nomesploraria ha dit...

Añado.
En los árboles del argán a veces se suben las cabras para comerse los oyunes ¿los cagan ya desde arriba? Si el pastor se tumba a su sombra parecerá que granice mierda. Me imagino yo, vamos.

Glauca ha dit...

...un dulce sonido...

nomesploraria ha dit...

Glauca, el del Guarnieri seguro, el mío no creo.
Me alegra siempre verte por aquí :)

Isabel Núñez ha dit...

OOOOOOOOOOOOOH Boníssima la foto! M'ha encantat... ja sento la música

Montarto ha dit...

Haces bien, yo me he comprado una Fender stratocaster, que suena de puta madre. Viva el rock.
Te comprendo.
Montarto

nomesploraria ha dit...

Ble,
Trobes que em queda bé aquesta armilla?

nomesploraria ha dit...

Montarto,
yo me la quería comprar desde los catorce años. Y la Strato también caerá.

Isa SB ha dit...

Y ahora me dirás que eres el prota de la peli 'Despedidas' más conocida en su pueblo como 'Okuribito' y que el bigote y el Gibson son una mera maniobra de despiste para que no se te note el acento japonéscuando comes sin palillos el sushi...
Una abraçada.

liuva ha dit...

Señor Frikosal, me siento alagada de su fulminante enamoramiento. Se ve que el rayo que le lanzó Zeus en el campo le dio en un tobillo y le ha trastornado el abecedario. Pero como usted comprenderá las cosas no son tan fáciles. Zeus, por ejemplo, para seducir a la bella princesa Europa se tuvo que metamorfosear en toro y, aún así, le costó lo suyo poseerla debajo de un platanero cretense. Yo no es que le pida que se vuelva cornudo antes de tiempo, pero a veces me siento Pasifae y sólo me seducen los toros blancos. Si usted fuera Dédalo y me construyera un laberinto, estoy segura que nuestro amor culminaría con un minotaurito. Suya.

nomesploraria ha dit...

Isa
Nooooo yo protagonicé otro tipo de películas.

nomesploraria ha dit...

Pues lo tienes claro Egregio Agrimensor.
Ajo y agua.

frikosal ha dit...

Apreciada,

Yo solamente sabiendo que usted realmente existe y no es otro de los personajes ficticios que circulan por el ciberespacio por el momento ya soy feliz.

¿Seguro que fue un platanero? ¿No sería un roble?

nomesploraria ha dit...

Cuánto aprendo con vuestras mercedes. No sabía que los cretenses comieran plátanos.

liuva ha dit...

Este verano estuve en Creta y visité la Fuente Gortina y el platanero donde Zeus y Europa se unieron. Gracias a ese acontecimiento los plátanos son desde entonces de hojas perennes.

Señor No, le puedo asegurar que hay en Creta un pueblo que se llama Plátanos. Y también hay muchas cabras, pero no se suben a los árboles, sólo dan queso (de cabra).

nomesploraria ha dit...

Señora Li,
yo no me fío de los cretenses comedores de plátanos y suflakis y aceitunas porque son modernos y están corrompidos como seres humanos.
A ver, responda ¿comía plátanos Ariadna perdida en el laberinto? ¿Comían plátanos Dédalo y su hijo antes de lanzarse al abismo? ¿comían plátanos los minotaturos, las minotauras y sus crías los minotauritos y minotauritas?

Encarnación Caballero Sereno ha dit...

¡Ahora plátanos! Estás obsesionado con lo fálico, NMP, no puedes negarlo. Deja ya de oprimir a la mujer y libérate tu mismo de tus fantásmas.

nomesploraria ha dit...

No me explico Encarnación
que siendo usted tan señora
se apellide Caballero
en lugar de Caballona.

liuva ha dit...

Señor No, Ariadna nunca se perdió en el laberinto por la sencilla razón de que nunca entró en él. Lo que sí hizo fue dar a Teseo un ovillo de hilo para que éste lo fuera desenrollando y, después de matar al Minotauro, pudiera salir del laberinto.

Hablando del laberinto y del Minotauro, no le parece que es casi más rara y demente la idea de hacer una casa para que la gente se pierda dentro y no pueda salir que meter en ella a un hombre con cabeza de toro. No es de extrañar por ello que en el centro de una casa monstruosa haya un habitante monstruoso.

nomesploraria ha dit...

¿Cómo puede estar tan segura que no se perdió?
¿Estaba usted allí para verlo?
¿Eh, lista?
Los cretentenses son unos desalmados. De lo que dicen, me creo la mitad.

liuva ha dit...

No sé si el Minotauro comía plátanos entre doncella y doncella, pero el que sí se comió un montón de ellos fue el indio Sheij Mohsin.

Miren lo que le pasó al tal indio de la India. Sheij Mohsin se tragó un collar que había robado. Pese a que Sheij Mohsin fue denunciado y arrestado en el mismo momento, él negó haber robado nada, pero testigos afirmaron que se lo había tragado y, una radiografía posterior, lo confirmó: el collar estaba dentro del estómago. Los médicos recomendaron que la mejor solución para expulsarlo era comer plátanos para que actuaran como laxante.

A Sheij Mohsin no le gustó nada la idea, pero cuando le dieron la opción de, o ser un simio comeplátanos o ser operado, no tuvo más remedio que comenzar la ingesta de plátanos. Cuando acabó de comerse el plátano número 40 el collar todavía seguía en su interior.

nomesploraria ha dit...

Los médicos que atendieron a Sheij Mohsin eran más tontos que los cretenses.
Como todo el mundo sabe, las frutas que empiezan por P estriñen. Ciruelas, le tendrían que haber dado ciruelas. O en su defecto Manasul.
Imaginar la bola/pasta de collares, 40 plátanos y jugos gástricos me ha arruinado el aperitivo de las 12,30.
Robar collares es mala cosa y el estreñimiento es todavía peor que robar. Señora.

Francoise Voisin ha dit...

Pandilla de intelectuales.

nomesploraria ha dit...

Hala, los berberechos a la basura y todo por su culpa.

nomesploraria ha dit...

Francisca, recítenos un poema, venga.

Francoise Voisin ha dit...

El Barbecho y el Berberecho.

(De mi poemario: "Ser poeta es una lata")

Aquél campo asqueroso
que otro día fuese barbecho,
es hoy un bullir de bichos,
de mierda y de berberechos.

¿Es tan difícil tomar
el flus flus y acabar con todo?
¿Acaso no es fumigar, hombre de dios, nuestro derecho?

Y este hecho me consume,
me arruga como a un bivalvo
¿No existe en el cielo dios
que, por nos, baje y haga algo?

Y me restriego los ojos,
y me apeñusco los pechos
al ver como mis deseos
sólo son plañir sin techo.

India Ning ha dit...

Esos bigotes avinagrados me dan más sed. Con respecto a los restos de matanza no me pronuncio.

nomesploraria ha dit...

Francisca:
CLA CLAP CLAP CLAP

INDIA
que no están avinagrados. Un día vienes y los pruebas.

liuva ha dit...

Dedicado al señor de los berberechos.

Arenilla en los berberechos

Soy la piedra dentro del zapato.
Soy el resto de entrecot entre los dientes.
Soy la llaga en la encía.
Soy el hueso de aceituna atragantado.
Soy el herpes en el labio.
Soy el despertador que no deja de sonar.
Soy la copa de más en la noche decisiva.
Soy el grano en la punta de la nariz.
Soy el insulto que nunca debería haber sido pronunciado.
Soy la espina clavada en el costado.
Soy el taxi ocupado en un día de lluvia intensa.
Soy la llamada en espera.
Soy la roña bajo las uñas.
Soy la astilla en la carne.
Soy el abrefácil imposible de abrir.
Soy la leche derramada.
Soy el trueno en la tormenta.
Soy el mensaje de error en la pantalla del ordenador.
Soy el sudor en la pesadilla.
Soy la piedra en el riñón.
Soy el borrón en la carta.
Soy el aceite de culo de cabra.
Soy la nalga en la cabeza.
Soy la arenilla en los berberechos.

nomesploraria ha dit...

Al Señor de los Berberechos le va a encantar.
Al señor Frikosal le va a encantar.
Eso seguro.

nomesploraria ha dit...

Dios mío, es usted peor que yo.

Anònim ha dit...

Faltan las hemorroides

liuva ha dit...

Perdone, pero el señor de los berberechos es usted, señor No.

nomesploraria ha dit...

No sabía que tuviese un marquesado. Me gusta ese título nobiliario. Gracias por otorgármelo. Es usted generosa y amable; dulce y obsequiosa.
Jamás me habían dedicado tan hermosos versos.
Gracias, gracias. Señora Li.
(bum bum bum) es mi corazón que se desboca.

Paolo Gopedia ha dit...

¡Hola! No se de que va este blog pero me parece divertidisimo. Al principio me he creido de cabo a rabo la historia del pianista de la fotografia pero luego ya me he dado cuenta de que es un blog de humor.
Gracias por hacerme pasar este rato tan agradable, pero tambien le digo que me ha chocado un poco alguna palabra malsonante, y perdon si me meto donde no me llaman pero es que me ha chocado

Ah! un saludo. me gusta y volvere por aqui con vuestro permiso, que me pareceis todos divertidisimos.
:)

Nootka ha dit...

Sólo piensas en ti, en las bragas de las del coro, y en las guitarritas caprichosas. Pero no cuentas nada de la historia de amor verdadero de Günter y el sodomita.

Muy bonito, amigo mío.
Ay!! cómo se entere nuestro chino y empiece a dejarte mensajitos... recemos por que nunca llegue hasta aqui!!!

Un beso

igniszz ha dit...

Delirante, hilarante.

Francoise Voisin ha dit...

El nota.
(De mi poemario: A golpes con Le Monde)

Me despierta la mañana
con un solo de piano
y es entonces que me veo
con mi garrota en la mano.

¿Do vendrán aquestas notas?
¿Do proceden esos ruidos?
¿Do guardaba mi garrota?
¿Do re mi fa sol la si do?

nomesploraria ha dit...

Efectivamente pienso exclusivamente en mí y en mi colección de bragas.
Es mi deber aclarar que sodomitas eran los dos pero Günter más.
Wroclaw Plintz, judío converso y católico devoto, era un honorable padre de familia con seis hijos y cuatro hacendosas hijas hasta que conoció al ínclito violinista con cara de muñeca. Pero esta apasionante historia la contaré en otra ocasión.
Si nuestro chino aparece le mandaré a Francisca Voisín para que se apañe con él y le dé su merecido con la cosa que dice que tiene en la mano.

Nootka ha dit...

Albert, hay que hacer algo con el chino, porque yo ya no puedo más. Me va a volver loca. Todo día diciendo guarrerías en chino. Esto es acoso laboral.

nomesploraria ha dit...

No sufras que yo le suelto cuatro frescas al chino

Nootka ha dit...

Yo creo que ese ya no vuelve. Menos mal.

MK ha dit...

Voy a arriesgarme a recomendarle que en lugar de la Stratocaster apueste usted por alguna vieja Fender Telecaster.
Y lo de los canelones que sea en vida , home de deu!

la jardinera ha dit...

Este franfurt ya dura mucho, cullons!

nomesploraria ha dit...

Ah!!! una Telecaster sí y si es vieja, mejor. Es una guitarra preciosa y también caerà, pero de momento vendrá primero la Strato. La Fender Telecaster tiene un sonido, sobretodo su pastilla de graves, que se parece más a la Les Paul. La Strato que a mi me gusta, de pala estrecha y mástil claro, suena completamente distinta.
Un día me grabo, lo meto aquí y los espanto a todos.

nomesploraria ha dit...

Sra Nootka, ese chino ahora sí que se ha asustado. Qué a gusto me he quedado soltándole cuatro frescas bien dichas.

nomesploraria ha dit...

Sra Jardinera. No sabía que a usted le durasen tanto las salchichas. Gracias por la información.

eva al desnudo ha dit...

El violinista ¿Es filosofo?

Yo tuve una guitarra pero un día dejé la cremallera de la funda abierta y me cayó al suelo,allí quedaron las dos partes , como dos chuletones.

Chuletón ton ton
ton to chuleton chulo
tan to chupeton.
(Haiku perfecto, s.XXI)

hugo solo ha dit...

Sra Jardinera. No sabía que a usted le durasen tanto las salchichas. Gracias por la información.

17 / setembre / 2009 22:23
Blogger hugo solo ha dit...

Es cierto la mediocridad es dada a la censura y aprendiste durante los años que te correspondieron por edad la de los 40 años.

17 / setembre / 2009 23:56
Elimina van 2

nomesploraria ha dit...

Sus comentarios los elimino, no porque me molesten, que no, sino por aburridos. Me reservo este derecho así como el de dejar alguno de vez en cuando, esto hace que los demás, por contraste, parezcan todavía más buenos de lo que son, que lo son mucho. Iba a poner mediocre en lugar de aburrido, pero no lo haré; los suyos son más aburridos que mediocres, además, tiene usted razón, el mediocre soy yo. Pero le aventajo en que yo por lo menos lo sé.

hugo solo ha dit...

El problema es que tengo una zona nubosa en el cerebro que me impide verlo y te envie el primer comentario ya que la historia me parecio buena si esto es aburrido ve al medico que puede que tengas un tumor en la zona del entendimiento a parte de tener esa historia al menos en las palabras alemanas bastante parecidas a mis historias poco mas y como sabes tienes la posibilidad de aceptar comentarios o limitar a ciertos el participar privatizar no hay problema pero mientras y de tarde en tarde comente y estes en tu derecho de quitarlos pues tengo tambien la posibilidad de repetirlo no es muy complicado verdad?