dissabte, 27 de novembre de 2010

Navidad Extraterrestre


Para celebrar el Año Internacional Extraterrestre les animo a que en sus pesebres y árboles navideños en vez de estrella coloquen un ovni.


Posdata agregada más tarde:

Iniciativa del insigne ufólogo Reinaldo Ríos que ha llegado a mi buzón de correo electrónico y que yo me honro en compartir con todos ustedes.
He dicho. No se me vaya a enfadar el anónimo y me vuelva a llamar plageador. Incluso le invito, mi admirado señor Anónimo, a que haga llegar al Dr Ríos esta humildísima ilustración de la que soy autor, para difundir su importante mensaje al resto de la humanidad.



dijous, 25 de novembre de 2010

IDIOTA

"IDIOTA, adj. U.t.c.s. Personaje que penetra en el dominio de la especulación intelectual y se difunde por los canales de la actividad moral. Es omniféro, omnímodo, omnipotente. Es el que inventó el alfabeto, la imprenta, el ferrocarril, el vapor, el teléfono, y toda la extensión y círculo de las ciencias. Creó el patriotismo y enseñó a las naciones a hacer la guerra; es el fundador de la teología, la filosofía, la ley, la medicina y Chicago. Estableció los gobiernos republicanos y monárquicos. Vive de eternidad a eternidad, y todo lo que la creación abarcó es ahora el territorio de sus idioteces. Cantó sobre las colinas primitivas de la alborada de los tiempos, y en el mediodía de la existencia encabezó la procesión de los seres. Su papada(*) de abuela está cálidamente abrigada en el crepúsculo de la civilización, y en la penumbra prepara la comida nocturna del hombre, la moralina-con-leche, y tiende la cama del sepulcro universal. Y cuando todos los demás se hayan retirado para pasar la noche del olvido eterno, él todavía seguirá despierto, escribiendo la historia de la civilización humana."

Ambrose Bierce
El Diccionario del diablo
(*) la papada la he puesto yo.

dimecres, 24 de novembre de 2010

Padilla en Lloret


Les ruego disculpen mi desatención pero ando inmerso en la escritura de mi tercera novela y entre escribir, documentarme y mis tietas, no me da tiempo para más.
Es mi novela más ambiciosa. Trata de las andanzas de un cabo de la Guardia Civil en el Lloret de 1964. No es una novela de aventuras propiamente dicha, aunque también las hay, sino más bien un retrato-triller psicológico introspectivo existencial en plan mezcla de Milan Kundera y el de la Lisbet Salander. El cabo Padilla vive un sin vivir en sí mismo por las vicisitudes del momento histórico que está viviendo. El título provisional es "A Padilla le ponen los bikinis". No diré más, que luego me la pisan.

dilluns, 22 de novembre de 2010

La gota en la frente

Al carterista le caía una gota oscura por la frente. Era el tinte o la gomina o las dos cosas.
Tenía su rostro tan pegado al mío que su aliento a caballa en escabeche por poco me hace vomitar. Llevaba un periódico doblado para taparse el brazo como en las películas.
Me tocó; él y yo en aquel tranvía, ay.
Tengo que encontrar las fotos de Lisboa.

dimecres, 17 de novembre de 2010

Autobomb


Aprovecho este humilde espacio para comunicarles que por fin he conseguido rellenar con algunos trabajos mi web profesional.
Gracias al Dr. Frikosal por publicarla en su cuaderno y gracias a Jorge Tarazona, impresionante artista y mejor persona, por su dedicación desinteresada en la programación de esta web.

diumenge, 14 de novembre de 2010

La caca de paloma


En clase me pasaba horas mirando por la ventana cómo cagaban las palomas. Es probable que mi interés por la pintura venga de observar las manchas blancas que coronaban aquellas gárgolas. Yo entonces no sabía que se llamaban gárgolas ni que el edificio del colegio era modernista; sólo sabía que todo era gris y triste menos los veranos: los veranos eran en tecnicolor.

Una vez al año los curas organizaban una cena para familiares de los alumnos y en una de esas fue cuando mi padre los vio. Al balancear distraídamente su silla sobre las patas traseras, alcanzó a ver la cocina en penumbra donde el padre Eusebio estaba enroscado con la madre del niño Cerezo. Se estaban dando un beso de tornillo, un morreo apasionado, de una desesperación obscena. Muchos años después mi padre lo describió con precisión: "S'estaven fotent un bistec".

El padre Eusebio visitaba a menudo a los Cerezo que veraneaban en el mismo pueblo donde vivían mis abuelos. Se convirtió en un asiduo y amigo íntimo de aquella familia. Tanto es así que al niño que nació al cabo de poco tiempo le llamaron Eusebito.
Una tarde mi madre se topó con la señora Cerezo paseando al bebé en su cochecito y al mostrárselo orgullosa, mi madre le espetó: "Tiene los ojos del padre Eusebio".

Todos estos hechos son verídicos y demostrables. He cambiado los nombres y las fechas y el nombre de mi padre que en verdad se llamaba Matías y el del colegio que era el de la Virgen del Sagrario. Yo en aquel tiempo era un niño inocente de diez años pero hace unos días, mientras esperaba en la consulta del médico de las prótesis, lo vi. Llamaron por el altavoz a Eusebio Cerezo y entonces apareció la viva imagen del Padre Eusebio con cuarenta años, con sus ojos grises de gato y un portafolio donde, estoy seguro, llevaba los papeles del contrato con el diablo.


dijous, 4 de novembre de 2010

manipulados


Estaba haciendo unas fotos cuando de pronto oí voces. Eran unas voces que sonaban en mi cabeza lo mismo que a Santa Teresa pero a diferencia de la Santa no eran mensajes divinos sino una especie de anuncio de gaseosas en una radio mal sintonizada, ustedes ya me entienden. Todo esto sólo lo he recordado parcialmente gracias a la hipnosis pues me desperté al cabo de unas horas en el suelo, empapado y con una sensación de tener los genitales manipulados, ustedes ya me entienden.
Desde entonces me siento raro.