dijous, 25 de febrer de 2010

El dilema de la bandurria



Después de las críticas atroces he decidido, a mi pesar, dejarlo. Dejo mi carrera de cineasta, renuncio a un futuro quien sabe si esplendoroso. Me dedicaré a otros menesteres y quehaceres y ocupaciones y cosas de otra índole.

Pero una duda me tiene sin vivir en mí, insomne, bordeando el abismo de la desesperación:
¿Cuál me compro?
Ustedes dirán que se parecen, que son la misma vaina, pero no, no son la misma vaina aunque se parezcan. También se parece un rioja a un somontano, un biter Kas a un tinto de verano, una gamba a un langostino, un calabacín a un pepino y no, no son la misma vaina. Señoras, señores.

dilluns, 22 de febrer de 2010

El culo mojado






Soñé dos historias muy buenas para un relato y no consigo recordarlas. De la primera sólo he retenido el título: "Las vergüenzas del hombre rana" y una imagen vaga de un trasero mojado. De la segunda apenas una frase: "A mí es que la tele me hace mucha compañía" y nada más.
Qué pena, qué rabia, qué desesperación. Tengo una libreta y una grabadora en la mesilla de noche pero no me sirven porque sueño que grabo o apunto las historias y no me doy cuenta que lo he soñado hasta que me despierto por la mañana.


diumenge, 21 de febrer de 2010

No ha sido por la resaca


Ha sido por la vergüenza. Ruego a los miembros de la academia y a los miles de espectadores que lo vieron, que no tengan en cuenta los insultos y, peor aún, los chistes groseros y sin gracia que solté al recoger tan prestigioso premio.
Si no me hubiese tomado la medicación, unas copillas de anís a mí no me hacen ni cosquillas.

dimarts, 9 de febrer de 2010

dijous, 4 de febrer de 2010